Gipuzkoa extenderá el “pago por uso” a todas sus vías de alta capacidad

La victoria que el transporte profesional de mercancías ha conseguido en su batalla para eliminar los peajes en las vías de alta capacidad guipuzcoanas, recibe un pronunciamiento aún más preocupante por parte de la Diputación Foral Gipuzkoa (DFG): se avanza una nueva legislación que aumentará los kilómetros afectados por los peajes. El canon para el transporte pesado en la N-I y la A-15 ha sido declarado no conforme a derecho en sentencias judiciales y, tras recibir el edicto del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, la Diputación Foral de Gipuzkoa ha suspendido de forma inmediata el cobro del peaje a los camiones.

Los camiones ya no pagan los peajes guipuzcoanos desde el 21 de octubre

La diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide, remarca que la suspensión del canon “será temporal”, ya que el Gobierno foral ha presentado un nuevo anteproyecto de Norma Foral que regulará un peaje a lo largo de todo el trazado de la N-I y la A-15 en territorio guipuzcoano. Por tanto, la intención de implantar el “pago por uso” sigue adelante puesto que “ninguna sentencia cuestiona nuestra capacidad para poner peaje en nuestras carreteras”.

A pesar del rechazo generalizado de los transportistas, y sus asociaciones, y de los reveses judiciales a las Normas Forales -rechazadas por dos veces- en todas las instancias jurídicas, Gipuzkoa se mantiene como “pionera” en la implantación de estos peajes, al calor de los nuevos pronunciamientos del Mitma, que se muestra ahora favorable a la trasposición de la Directiva europea que aboga por su implantación en autopistas y autovías para el 2024. 

La DFG realizará un tercer intento de implantar el “pago por uso”

Una vez implantado el nuevo sistema, todo el conjunto de la Red de Interés Preferente de carreteras de Gipuzkoa conformada por las autopistas y vías de alta capacidad (AP-8, AP-1, A-15, N-I y A-636) que conforman el anillo conocido como “rotonda de Gipuzkoa” estará sujeto a un sistema de pago por su uso. De este modo, todos los vehículos pesados que atraviesen el territorio deberán pagar el mantenimiento de las vías de alta capacidad.

Nueva norma para el 2022

La nueva Norma Foral de implantación de un canon por uso para los vehículos pesados de transporte de mercancías en las carreteras A-15 y N-I en Gipuzkoa ya ha comenzado a tramitarse en las Juntas Generales guipuzcoanas, donde se debatirá y aprobará antes de que finalice el año. La adecuación de la N-I y de la A-15 al sistema que marca la nueva Norma Foral llevará aproximadamente 12 meses, por lo que el nuevo sistema entrará en vigor a finales de 2022 o comienzos de 2023.

La diputada de Infraestructuras Viarias, Aintzane Oiarbide

Así, se contempla que los 76,352 kilómetros que conforman la totalidad del recorrido de la N-I y la A-15 en territorio guipuzcoano será de pago, en lugar de los actuales 19,18 kilómetros de carretera, establecidos en tres tramos: Etzegarate, Andoain y Astigarraga. “La nueva norma foral está diseñada para evitar la discriminación que, según el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, contenían las dos normas forales anteriores, y esta nueva norma foral, evitará cualquier posible discriminación a cualquier transportista de paso que cruza el territorio frente al local. Todo el recorrido de las dos vías será de pago”, ha declarado la diputada de Infraestructuras Viarias. “No hay ninguna posibilidad de interpretación de discriminación directa ni indirecta, ya que absolutamente todos los enlaces y todos los movimientos existentes estarán sujetos a canon”.

Se ampliarán los tramos de pago a todo el territorio, de 19 a 76 Km

La nueva Norma Foral, ahora en trámite, contempla la instalación de 4 pórticos troncales adicionales y 109 semi-pórticos que supondrán una inversión de 25,3 millones de euros. “Tras cumplir con los gastos de conservación ordinaria, extraordinaria, gastos de operación y mantenimiento, los ingresos recaudados se destinarán a mejoras que reviertan en los usuarios de la N-I y A-15 y a actuaciones que supongan una menor afección a los residentes a ambos márgenes de las vías de alta capacidad”, ha subrayado Aintzane Oiarbide.

Tecnología para el control

El canon afectará exclusivamente a los vehículos pesados de más de 3,5 toneladas destinados al transporte de mercancías con una cuantía que oscila entre 0,22 y 0,28 €/km, determinada en base al principio de recuperación de los costes de infraestructura. Está directamente relacionada con los costes de construcción de la infraestructura y con los costes de explotación, gestión del canon, desarrollo y mejora de la red y mantenimiento, incluida la reparación estructural y los fondos recaudados revertirán en la N-I y la A-15.  De esta manera se pretende paliar el deterioro sufrido por su uso y mantener un nivel óptimo de servicio.

Oiarbide defiende el papel pionero de los peajes guipuzcoanos

El sistema se basará en la tecnología “free-flow” la misma que la utilizada por AT Sistema que permite el cobro sin detener el vehículo. Todo el conjunto contará con los tres pórticos existentes en Etzegarate (N-I), Andoain (N-I) y Astigarraga (A-15), y la instalación de 4 nuevos pórticos frontales: tres ubicados en la N-I: en Itsasondo, Tolosa y Lasarte-Oria, y otro más en la autovía A-15, en las proximidades del túnel de Ondoilar.

Los pórticos tendrán una estructura de casi 30 metros de longitud y un peso total de más de 16 toneladas. Estarán equipados con 12 cámaras de lectura de matrículas y seguimiento del vehículo con luz infrarroja, 6 en cada sentido, y 12 antenas para lectura de los TAG y posicionamiento de los vehículos, 6 en cada sentido. Asimismo, estará equipado con 6 detectores láser que serán los que realicen la detección volumétrica para clasificar los vehículos, 3 en cada sentido.

Además, las 109 banderolas o semi-pórticos, distribuidos en 32 emplazamientos a lo largo del trazado de la N-I y A-15 en Gipuzkoa, dispondrán de un lector para los dispositivos TAG.