Gipuzkoa invertirá 26 M€ en sus infraestructuras viarias

Cada año, se revisan entre 80 y 100 estructuras de la red viaria en Gipuzkoa con el fin de realizar un mantenimiento y, si bien no se han detectado importantes defectos, sí que se hacen necesarias algunas intervenciones que conllevarán inversiones de 26,4 millones de euros.

Así, hay varios puentes y viaductos en los que se observa la necesidad de una actuación a medio plazo en algunos de los 1.300 puentes y viaductos existentes, algunos de los cuales se encuentran obsoletas. Así lo ha explicado la diputada de Infraestructuras Viarias, Maria Ubarretxena, quien señala ya las obras de refuerzo o rehabilitación de 7 infraestructuras de paso en todo el territorio. De ellas destacan la rehabilitación del extremo este de los viaductos de la GI-20 en Loiola (Donostia), varios puentes y viaductos de la carretera N-I.

La intervención de mayor envergadura será la rehabilitación integral del extremo este de los viaductos de Loiola de la GI-20, para la que se prevé una inversión de 18,9 millones de euros y se contempla también la instalación de lineales de pantallas acústicas. Según Ubarretxena, la obra “será compleja” tanto técnicamente como por el desembolso que supondrá para el departamento, por lo que se prevé abordar el proyecto hacia el último tramo de la legislatura.

El departamento de Infraestructuras Viarias dedica anualmente 1,1 millones de euros al mantenimiento ordinario de obras de paso en la red principal pero este presupuesto se limita a intervenciones menores de refuerzo o reparación, a lo que adicionalmente se destina una dotación anual de 850.000 euros al contrato de servicios de conservación de carácter extraordinario y 300.000 euros en inspecciones. Dentro de este marco este año 2024 se repararán seis viaductos en la N-I, otro en la GI-2632 en Urretxu, uno más en la GI-636 sobre las vías de Renfe en Irun y también en el puente de Motasoro de la GI-4153 de Ataun.