R. Hofman: “Glocal Logistics es un proyecto que nace para mucho tiempo”

Robert Hofman cuenta con más de 27 años de experiencia en el ámbito logístico en España, donde ha desarrollado su carrera profesional en varias reconocidas compañías del sector.

Quién es Robert Hofman

Nacido en Países Bajos, finalmente decidió dar un salto en su dilatada trayectoria creando Glocal Logistics, una empresa cuya sede central se ubica en Valencia, ciudad en la que Hofman realizó su Erasmus en 1995.

¿Cuándo surge la idea de crear Glocal Logistics?

La realidad es que llevaba ya muchos años con la idea de montar algo. Ahora la economía mundial está de esta manera, y de aquí a cinco años seguramente habrá otro bache, por lo que el momento oportuno para crear una empresa puede ser cualquier momento.

Puede que la situación esté más floja ahora, pero casi me viene mejor, porque está claro que se necesita bastante tiempo para poner una base, para poner todo en marcha, para organizar la oficina y tener todos los equipos instalados. Al final son muchas cosas, y he decidido ponerlo poco a poco también para que no se disparen los costes de estructura.

¿Qué servicios ofrece Glocal Logistics y ¿cuál es vuestra especialidad?

Marítimo, container completo, grupaje tanto en import como export… somos el típico transitario que hacemos un poco de todo. Sobre cuál es nuestra especialidad, el tiempo lo dirá, es el mercado el que nos tiene que mover hacia un lado u otro.

Nos lo tomamos todo de manera muy personal, tratamos igual a un gran cliente que a otro con el que hacemos cuatro cajas al año. De momento viene mucha gente por referencias, sobre todo gente de fuera.

¿Qué buscaba con el nombre Glocal Logistics?

Glocal viene de piensa global y actúa local, esa es la idea del nombre.

Usted es de Países Bajos. ¿Los idiomas le fueron abriendo paso en el sector logístico?

Sí, entré en el sector por una cuestión de idiomas. Llegué hace 27 años al sector y entonces apenas había gente que dominaba el inglés, ahora la gente lo habla, aunque todavía queda mucho camino por recorrer en este aspecto. En aquellos momentos lo peor que hablaba era el español, pero sí, por los idiomas me fui haciendo un hueco en este sector.

Salí de Holanda con la idea de trabajar fuera un tiempo, llegué a Barcelona y allí estuve 7 años. En el sector tengo experiencia desde el 97, más otro año en prácticas, ya hice el Erasmus en Valencia en 1995, entonces un holandés en España llamaba mucho la atención.

¿En qué zonas geográficas trabajáis más en estos momentos?

Tenemos un poco más de volumen con Asia. Trabajamos mucho con Tailandia, Malasia, Japón, China y Vietnam, y estamos con muy buena colaboración en Oceanía, en concreto, con Australia, Nueva Zelanda e incluso las islas Fiji.

También queremos poner todo nuestro esfuerzo en lo que es el mercado árabe, que sigue siendo una zona interesante para los negocios. Luego siempre está el Mediterráneo, con el Norte de África, Marruecos, Túnez, Libia y también Turquía.

Por último, en épocas anteriores no había trabajado con América latina, por cuestiones del idioma, no veía ventaja competitiva en ese sentido, pero ahora podría ser una zona interesante.

¿Cuándo comenzó vuestra actividad?

Empezamos en agosto de este año. Fue a finales de agosto cuando constituimos la empresa, luego, en dos meses, ya teníamos la oficina amueblada y equipada. Todo esto hay que hacerlo bien porque si no vas arrastrándolo, y al no haber una actividad comercial directa, fuimos tirando de contactos y el trabajo fue llegando.

¿Con qué personal contáis en estos momentos?

Durante este mes ya hemos incorporado la primera persona, aunque sí que es verdad que cuento con un back office, no es que estemos los dos solos, son cuatro personas en Valencia y tres personas en Bilbao.

¿Cómo es de importante para usted contar con un buen equipo?

Las sinergias dentro del grupo para mí son muy importantes. La empresa al final es tan buena como es la gente que la integra, si tienes gente involucrada y motivada dan la cara por la empresa y genera un bienestar que se traslada al cliente.

¿Cuál es vuestra previsión de crecimiento?

No tengo un afán de crecer de forma muy potente para que de aquí a dos años no quepamos en esta oficina. Tengo espacio para seis personas más e incluido hasta diez, espacio hay.

Lo más probable es que en enero dupliquemos la plantilla, con más customers services y comerciales, ese el objetivo a corto plazo.

¿Y a largo plazo cuáles son sus objetivos?

El crecimiento de la empresa dependerá de nuestras propias acciones, de apuntarnos a las diferentes redes de agentes, los networks, de la actividad comercial propia nuestra, etc. Luego dependerá de cómo vaya la economía a nivel mundial, o del desarrollo aquí en Valencia de proyectos como la ampliación Norte del puerto o el Corredor Mediterráneo.

Glocal Logistics es un proyecto que nace para mucho tiempo, no para uno o dos años. Está hecho para muchos años, por eso somos una sociedad anónima (S.A.).