GLP anuncia la compra de dos nuevas parcelas en Tarragona y Barcelona

GLP ha anunciado la adquisición de dos nuevas parcelas en Catalunya. Ubicados en el municipio tarraconense de Constantí y en la localidad barcelonesa de Masquefa, ambos enclaves sumarán 52.345 metros cuadrados a la actual cartera de la firma.

Se trata de la tercera y cuarta inversión de la firma en la región catalana, que después de los proyectos de Valls y Santa Perpètua, confirman la estrategia de apostar por este mercado estratégico. Con relación a la puesta en marcha de ambos proyectos, desarrollados en modalidad “diseño flexible”, estarán disponibles a partir del segundo trimestre de 2023.

Óscar Heras, country director de GLP en España, ha señalado que “estamos muy orgullosos de continuar nuestra estrategia de inversión en Catalunya, en proyectos que continuarán marcando tendencia. Creemos que tendrán una gran acogida por nuestros clientes”.

Cabe recordar que, en cuanto a disponibilidad de superficie logística, el promedio en Cataluña en zona Prime se sitúa en el 2,8%, disminuyendo en la primera y segunda corona y en el centro.

GLP redobla su apuesta en Cataluña tras la adquisición de 52.345 metros cuadrados de suelo finalista

G-Park Masquefa, marcará las líneas de futuros proyectos

Respecto al proyecto en Barcelona, bautizado como G-Park Masquefa, destaca su tamaño y ubicación estratégica en la segunda corona logística de Barcelona.

A poco más de media hora del aeropuerto de El Prat y a 40 kilómetros de la capital catalana, GLP levantará una plataforma logística con una superficie bruta alquilable de 29.941 metros cuadrados en una parcela de 55.452 metros cuadrados. Se trata de una superficie idónea para la distribución local y nacional desde Barcelona.

Con un encuadramiento inmejorable en la región de Anoia y 11,7 metros de altura libre para el almacenamiento, el proyecto contará con las mejores certificaciones en términos de sostenibilidad y bienestar, incluyendo entre otros: iluminación LED, paneles solares, ahorros energéticos en la envolvente y vegetación autóctona.

En línea con el compromiso ambiental de la marca, esta plataforma contará con una identidad visual diferente a la de sus homólogas.

De cara a este proyecto en específico, con el fin de adecuar la estructura al entorno y minimizar su impacto visual, la fachada cambiara los colores azules, identificativos de la firma, para adoptar un color verde en consonancia con la ubicación.

El diseño de parkings y accesos también está concebido para minimizar el impacto y marcar las líneas de futuros diseños adecuados al paisaje a nivel nacional.

Las dos instalaciones incorporarán el certificado Breeam Very Good, constatando y reforzando una vez más la sostenibilidad como estándar en todas las operaciones de la firma.

G-Park Constantí
G-Park Constantí

G-Park Constantí, a 10 km del puerto de Tarragona

Por su parte, Tarragona acogerá a, el segundo proyecto de la marca en la provincia. Este desarrollo también destaca por su ubicación y optimización en su diseño en un mercado muy consolidado.

Con 22.404 metros cuadrados de superficie bruta alquilable, sobre una parcela de 35.042 metros cuadrados, la plataforma ofrece rápidos accesos a la AP-7 (Corredor del Mediterráneo), a través de las carreteras C-422 y TV-7211.

Este G-Park ofrecerá una superficie óptima para la logística regional y nacional desde Cataluña. La ubicación está a menos de 10 kilómetros del puerto de Tarragona y a 7 minutos del aeropuerto de Reus.

Las dos instalaciones incorporarán el certificado Breeam Very Good, constatando y reforzando una vez más la sostenibilidad como estándar en todas las operaciones de la firma.