Los graneles sólidos crecen en el puerto de Cartagena

El primer mes del año ha comenzado con un tropiezo en el cómputo de los tráficos en el puerto de Cartagena, debido a los temporales de mar y al descenso del movimiento de graneles líquidos por el descenso del uso de combustibles en los últimos meses.

Por lo referido a las exportaciones, suben un 57,4% y superan las 181.000 toneladas, mientras que las importaciones se anotan un descenso del 14,81% y el total suma más de 3 millones de toneladas.

Los graneles líquidos han arrojado un movimiento de más de 2,13 millones de toneladas y descienden un 9%, con el protagonismo del tráfico de crudo de petróleo, más de 1,39 millones de toneladas descargadas. Le siguen el gasoil, con más de 157.000 de toneladas, y otros productos petrolíferos que registran más de 213.000 toneladas para su exportación.

Los graneles sólidos arrancan el 2023 con un crecimiento de cerca de un 1% hasta las 879.000 toneladas. Los productos agroalimentarios, como el cereal, con 370.000 toneladas y una subida del 60%; las habas de soja, con más de 106.000 toneladas y un incremento del 36%; y piensos y forrajes, con 50.000 toneladas, duplicando las cifras del mismo mes del año anterior, lideran este apartado.

Por su parte, la mercancía general desciende más del 19% y acumula un total de 57.119 toneladas, mientras que el tráfico de contenedores crece un 2% con 39.114 toneladas movidas. En estas mercancías, destaca el movimiento de agroalimentario que crece en un 30% y casi 10.000 toneladas.