Grimaldi probará en Valencia un tractor de terminal impulsado por hidrógeno

El tractor de terminal de hidrógeno, uno de los pilotos del proyecto H2Ports  se testeará en el puerto de Valencia durante 2 años en la Valencia Terminal Europa del Grupo Grimaldi.   Esta cabeza tractora -que ya está siendo desarrollada por Atena – será alimentada por una pila de combustible proporcionada por Ballard y será utilizada en operaciones reales. 

Para el repostaje contarán con la estación móvil de repostaje de hidrógeno, desarrollada por CNH2, que garantizará el suministro de este combustible en condiciones adecuadas tanto para este piloto como para la Reach Stacker que se probará en la terminal de MSC en Valencia, también alimentada por pila de combustible.

Este tractor de terminal cuenta con una cadena cinemática híbrida de pila de combustible y batería que permite al vehículo realizar todas las tareas intensivas que se requieren durante las operaciones de carga y descarga. Su sistema de almacenamiento de hidrógeno, formado por cuatro tanques de tipo 3 (350 bar), tiene una capacidad total de unos 12 kg, lo que garantiza un funcionamiento continuo de al menos 6 horas antes de repostar, lo que corresponde a la duración de un turno de trabajo. 

En cuanto a su motor eléctrico, se trata de un dispositivo ligero y eficaz, especialmente adecuado para aplicaciones que requieren mucha potencia. Está alimentado por una batería LiFePO4 de alto rendimiento, con una capacidad energética de 25 kWh, y por una pila de combustible Ballard de 70 kW. En concreto, el motor eléctrico puede recibir energía para la tracción de la pila de combustible y la batería simultáneamente o cargar la batería durante el frenado o las deceleraciones. Al mismo tiempo, la pila de combustible puede suministrar energía tanto al motor eléctrico como a la batería, si es necesario. La cadena cinética híbrida muestra una alta eficiencia operativa, ya que es capaz de recuperar una parte importante de la energía cinética generada, pudiendo llegar a valores de recuperación de un 15%.

El hidrógeno es un portador de energía limpia con las ventajas de su fácil almacenamiento y, cuando se utiliza, no produce más emisiones que el calor y el agua. La pila de combustible de hidrógeno convierte el H2 en electricidad, lo que da lugar a un equipo de cero emisiones que, si se combina con el uso de hidrógeno verde, también es neutro en carbono. 

Esta tecnología presenta algunas ventajas en comparación con otras tecnologías de cero emisiones disponibles, como las versiones eléctricas puras. Esta versión de hidrógeno también presenta una buena autonomía, un corto tiempo de repostaje y un bajo coste de mantenimiento.