El transporte guipuzcoano apuesta por su modernización

La reciente Asamblea General de socios de Guitrans, Asociación Empresarial Guipuzcoana de Transporte de Mercancías por Carretera, ha centrado sus debates sobre a la modernización del transporte y en torno a la digitalización y la descarbonización, entre otros temas.

La asamblea de Guitrans, presidida por Javier Ortega, contó con la participación activa de José Antonio Santano, secretario de Estado de Transportes y Movilidad Sostenible quien explicó el proceso de tramitación de la Ley de Movilidad Sostenible, unos trámites que se prolongarán previsiblemente hasta el 2026. Dijo Santano que la Ley busca abordar de una manera integral el desafío en base a cuatro grandes retos que deben afrontarse: el social, el ambiental, el de la digitalización y el de garantizar que las inversiones públicas se centren en generar un mayor valor social.

El presidente de Guitrans, Javier Ortega, pasó revista a los principales retos del transporte por carretera en general y concretó algunos que preocupan más al sector guipuzcoano.

Afirmó que eficiencia, versatilidad y sostenibilidad van a ser los pilares sobre los que pivote el transporte de mercancías por carretera en el futuro y destacó la importancia de dos conceptos estratégicos: digitalización y descarbonización, íntimamente ligados entre sí, que van a revolucionar no solo los modos de propulsión, sino también toda la logística del transporte.

Transición energética justa

Ortega insistió en que la transición de modelo energético ha de hacerse de un modo justo, seguro y posible, manteniendo una actividad imprescindible para el sistema productivo, como es el transporte, contando para ello también con el uso de biocombustibles.

El gasóleo “sigue siendo uno de los quebraderos de cabeza del sector”, ya que, pese a las bajadas recientes en los precios, los combustibles se han encarecido un 30% en tres años. También se refirió Ortega a la situación de los peajes, un caballo de batalla en el transporte guipuzcoano, felicitándose por la consecución del sistema de descuentos por frecuencia y categoría medioambiental.

En otro orden de cosas, en la asamblea de Guitrans se trató “uno de los mayores desafíos a los que se enfrenta el transporte” como es la falta de conductores, por lo que se abogó por dar “certidumbre y estabilidad” al sector y citó a la Administración a poner en marcha iniciativas para facilitar la entrada en el sector de nuevos profesionales.

En tono más local, se comentaron temas como la falta de personal en la Jefatura de Tráfico de Gipuzkoa; la próxima y definitiva puesta en marcha de las Juntas Arbitrales del Transporte en Gipuzkoa, en septiembre; la reordenación del tráfico del acceso a la Aduana en Zaisa, la plataforma logística transfronteriza ubicada en Irun, para evitar aglomeraciones y, finalmente, los colapsos circulatorios propiciados por las protestas de los agricultores en ambos lados de la frontera.