Hanwha se hace con el principal astillero norteamericano, PSI

El principal constructor naval estadounidense, Philly Shipyard Inc. (PSI) en el estado norteamericano de Philadelphia, ha sido adquirido por el conglomerado surcoreano Hanwha, por un precio de 100 millones de dólares. Gestionado por el grupo noruego Philly Shipyard Axa, PSI pasa a ser propiedad de las compañías Hanwha Systems y Hanwha Ocean, antes conocidas como Daewoo.

Como es sabido, la aplicación de la Ley Jones (Merchant Marine Act 1920) impone que los barcos americanos deben ser Made in USA y su tripulación debe ser de esta nacionalidad, al igual que sus armadores. Esta circunstancia ofrece una importante ventaja a los astilleros norteamericanos para construir tanto barcos mercantes como para la marina de guerra.

La venta permite seguir a PSI bajo el amparo de la Ley Jones

En este contexto, Philly Shipyard trabaja indistintamente para el sector comercial y el gubernamental en su instalación de última generación y se ha ganado la reputación de ser el proveedor preferido de buques mercantes oceánicos. Con un historial de entrega de buques de calidad, PSI ha construido alrededor del 50% de todos los grandes buques comerciales oceánicos bajo la legislación norteamericana desde el año 2000.

Dado el carácter estratégico de la instalación naval, la venta está sujeta al cumplimiento de las condiciones habituales, incluida la aprobación del CFIUS (Comité de Inversiones Extranjeras en USA) y la obtención de otras aprobaciones regulatorias. No obstante, las partes esperan que la transacción se cierre durante el cuarto trimestre del 2024.

Kristian Røkke, presidente de Philly Shipyard ASA (perteneciente a Aker ASA) señala que tras de dos décadas de administración, la venta a Hanwha “aporta una gran experiencia en la construcción naval sofisticada”. Para el fondo financiero Aker la construcción naval no es una prioridad puesto que también tiene participaciones en petróleo y gas (Aker BP), energía renovable y tecnologías verdes (Aker Horizons), activos marítimos, biotecnología marina (Aker BioMarine) y software industrial (Aker Solutions), entre otros.