Los transportistas protestarán por su expulsión del centro de Madrid en el 2024

El lunes 30 de octubre, con una marcha lenta, el sector del transporte reclamará al Ayuntamiento de Madrid una flexibilización en el calendario de accesos al centro y un cambio en las limitaciones horarias

Las principales asociaciones del sector del transporte de mercancías por carretera de la Comunidad de Madrid y de viajeros discrecional y regular de uso especial en autobús (ATA, ATG, CETM-Madrid, FENADISMER Madrid y AETRAM), han convocado para el 30 de octubre una marcha lenta de vehículos, que discurrirá por el centro de Madrid, en protesta por las prohibiciones de acceso a los vehículos profesionales a la Zona de Bajas Emisiones en el centro de la capital a partir de 1 de enero del 2024, como por sus limitaciones horarias.

A partir del año que viene, no podrán acceder al Distrito Centro los vehículos ligeros (furgonetas) hasta 3,5 tns. de MMA, con lo que prácticamente el 70% de la flota actual de distribución urbana de mercancías (DUM) no podrá realizar su trabajo en el centro de Madrid, según nota de prensa conjunta remitida por el sector de transporte de Madrid.

Las asociaciones de transportistas informan que “el sector del transporte en los últimos años ha vivido una difícil situación económica, principalmente por la subida de los carburantes, que ha provocado que no tenga capacidad inversora para renovar su flota, siendo más grave aún para el sector de las mudanzas, en el que el porcentaje de la flota que no cumple con los distintivos ambientales necesarios supera el 80%”, aseguran.

Esta grave situación también se repite para todos los vehículos de transporte de viajeros por carretera (autocares) de menos de 3.500 kg con distintivo B.

Por ello, el sector considera necesaria “una flexibilización del calendario de accesos de los vehículos profesionales al Distrito Centro, tanto de viajeros, como de mercancías y mudanzas”.

Las asociaciones de transportistas piden al Ayuntamiento que adopte medidas realistas y asumibles para los transportistas

Solicitan una moratoria de tres años

No obstante, existen otros inconvenientes como es la ausencia de infraestructura asociada y la falta de puntos de recarga eléctricos en la ciudad de Madrid. Por ello, el sector solicita una moratoria de tres años al Ayuntamiento de Madrid, hasta el 31 de diciembre del 2026, para que se permita el acceso de los vehículos profesionales con distintivo B al Distrito Centro, lo cual se debatirá en el Pleno del Ayuntamiento que se celebrará el próximo 30 de octubre.

Además, defienden la necesidad de “una ampliación de los horarios de acceso de los vehículos profesionales al Distrito Centro, permitiéndose también en horario de tarde, a fin de evitar la concentración de estos vehículos en la circulación y en las reservas de carga y descarga en el horario de la mañana, a fin de que se produzca una mayor descongestión”.

Adoptar medidas realistas y asumibles para los transportistas

Subrayando que, “el actual equipo de Gobierno municipal se mostró muy crítico con la regulación de Madrid Central que planteó en 2018 la anterior alcaldesa, Manuela Carmena, y que el alcalde actual, José Luis Martínez Almeida, se comprometió con el sector del transporte a analizar la situación a raíz de la moratoria aprobada el año pasado, por lo que resultaría deseable que abandonara la senda “ultraecologista” que viene manteniendo y que adoptara medidas realistas y asumibles para los transportistas”, concluye el comunicado de las asociaciones de transporte.