Importantes asuntos en el próximo Consejo de Administración del puerto de Santander

El Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria de Santander (APS) tratará, en su reunión ordinaria del próximo miércoles, algunos de los proyectos más destacados en los que está trabajando y que servirán para asentar las bases del futuro del puerto durante los próximos años.

Entre ellos, el otorgamiento de una concesión administrativa a NSCT Investment, sociedad creada por Boluda, para la construcción y explotación de una terminal pública de contenedores; la modificación sustancial del objeto de la concesión otorgada a Noatum Terminal Santander para el establecimiento y explotación de una terminal de graneles sólidos; la suspensión temporal parcial de la concesión otorgada a Santander Coated Solutions; y la puesta a disposición a la Fundación Enaire de instalaciones de dominio público portuario para el establecimiento de una sala de exposiciones permanente de la colección Enaire de arte contemporáneo.

35.000 contenedores por año

La aspiración del puerto de Santander para la puesta en marcha de una terminal de contenedores está a punto de concretarse con el otorgamiento de una concesión administrativa a NSCT Investment, sociedad creada por Boluda, para la construcción y explotación de una terminal pública de contenedores, en el Espigón Norte de Raos que podría estar operativa a finales del 2022. En su oferta, NSCT Investment prevé la ocupación de una superficie superior a 67.000 m2 y una línea de atraque de 472 metros de muelle, por un plazo de 40 años.

El compromiso de NSCT Investment es el de mantener un tráfico mínimo anual de import/export de, al menos, 35.000 teus durante los cinco primeros años de la concesión y, a partir de dicho año, de 44.823 teus anuales. De esta forma, se comprometen 26 escalas por buque, lo que supondría un total de 52 escalas de servicios marítimos por año.

Francisco Martín y Jaime González

En cuanto a la inversión que realizará el concesionario, ésta asciende a 17,48 millones de euros, incluida la inversión en obra civil, instalaciones, edificación y maquinaria. Una inversión que se estima que puede alcanzar los 38,5 millones de euros durante todo el periodo concesional.

Diversificación y competitividad

Para el presidente de la APS, Jaime González, con la creación de esta nueva terminal se materializa uno de los retos “más fuertemente perseguidos” por el puerto de Santander desde hace décadas y se consolida un tráfico, el de la mercancía general, que “nos encamina hacia un futuro de productos más diversificados y nos abre nuevas posibilidades de desarrollo”.

Como explica González, “algunos de los procesos que estamos viviendo, como el de la descarbonización, hacen que la APS esté trabajando para obtener nuevos proyectos en mercancía general, como este de la terminal de contenedores, para tener una menor dependencia de los graneles sólidos y asegurar el tráfico futuro en el puerto”.

Por su parte, el vicepresidente de la APS y consejero de Industria, Francisco Martín, ha aprovechado la ocasión para agradecer al grupo Boluda su “apuesta por el puerto de Santander y, por extensión, por la estructura empresarial cántabra”. En este sentido, ha explicado que “llevamos mucho tiempo trabajando en una aspiración histórica, no solo del puerto, sino también de todas las compañías y transportistas de la región”. Según el vicepresidente, “supondrá la capacidad de exportar e importar desde y hacia Cantabria con menores costes y plazos, lo que nos colocará en una situación de mayor competitividad”. A su juicio, esta nueva terminal aportará «más facilidades» a las empresas cántabras, así como un mayor tráfico al puerto, más empleo y «la posibilidad de abrir muchos más horizontes comerciales para la industria de Cantabria».

Graneles sólidos y automóviles

Otro de los asuntos que tratará el Consejo de Administración es la modificación sustancial del objeto de la concesión otorgada a Noatum Terminal Santander en el 2002 para el establecimiento y explotación de una terminal de graneles sólidos. El objetivo es asegurar la continuidad de la terminal y su competitividad en el mercado en un futuro próximo, teniendo en cuenta el proceso de descarbonización iniciado por la Unión Europea, permitiendo la manipulación de nuevos tráficos, fundamentalmente graneles sólidos no minerales, mercancía general y siderometalúrgicos. La instalación fue, en su momento, pionera en la descarga y manipulación de carbón, un producto claramente a la baja en el mercado actual.

Instalaciones de Santander Coated Solutions en el puerto cántabro

Asimismo, en su reunión del miércoles, el Consejo decidirá sobre la suspensión temporal parcial de la concesión otorgada a Santander Coated Solutions en diciembre de 2017 para la ocupación de 60.000 m2 en Raos con destino a actividad de importación, exportación, depósito y transformación de productos siderúrgicos. La autorización, concedida a 45 años, se iba a dedicar a la construcción de una nave dedicada a la manipulación de productos siderometalúrgicos y que quedó en suspenso tras la compra por parte de la empresa de unas instalaciones en León (antigua Vestas). 

Con esta propuesta de la APS se trata de aprovechar el máximo espacio disponible en el área portuaria, que se verá disminuida como consecuencia de la próxima construcción del nuevo silo de automóviles. El objetivo es poder disponer de esos 60.000 m2, correspondientes al segundo proyecto de la empresa en el puerto, mientras ésta realiza un análisis de las determinaciones de la Autorización Ambiental Integrada (AAI) otorgada por el Gobierno de Cantabria el pasado mes de julio para la adaptación de su proyecto.

Anterior artículoEl aeropuerto de Castellón impulsa una campaña para el turismo nacional
Siguiente artículoLa planta de regasificación de Sagunto reducirá sus emisiones de metano