Segunda tanda de ecoincentivos al transporte ferroviario de mercancías

El plazo para formalizar las ayudas de la segunda convocatoria del eco-incentivo ferroviario, está abierto desde el primer día del 2024 y hasta el próximo 1 de abril. Los tráficos elegibles son los realizados entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2023.

La segunda convocatoria del eco-incentivo ferroviario está dotada con 25 millones de euros de los fondos NextGenerationEU. En la primera convocatoria se adjudicaron un total 26,1 millones de euros a las empresas Renfe Mercancías, Captrain España, Medway, Transfesa Logistics, Low Cost Eail, CSP Logiten, Go Transport Servicios y CEFSA.

Las cantidades se adjudicaron en función de los tráficos realizados entre los meses de abril y diciembre de 2022, que obtuvieron una mejora con respecto al mismo periodo del año anterior.

En las próximas semanas se publicará la tercera convocatoria de este programa, correspondiente a los tráficos que se realicen durante el 2024, con una asignación de crédito prevista similar a las dos anteriores, rondando los 25 millones de euros.

Equilibrar el reparto modal

El objetivo de las subvenciones dirigidas a operadores ferroviarios, y que no ha cambiado en esta nueva convocatoria del Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible, es contribuir a impulsar el tráfico de mercancías por tren, mejorar el desempeño ambiental de la actividad y reequilibrar el reparto modal para incrementar el peso del tren.

La documentación se ha de presentar por los interesados a través de vía electrónica en el portal de gestión de subvenciones de la sede electrónica del Mitma. Cabe la posibilidad de que el crédito solicitado pueda exceder el presupuesto disponible; en ese caso, la subvención del importe global máximo será prorrateada entre los beneficiarios.

Mejor tracción eléctrica

Para optar a las ayudas, los potenciales beneficiarios deberán haber registrado durante 2023 un tráfico mayor o igual a la media de los tráficos realizados durante el mismo periodo de los dos años anteriores, así como conseguir una ocupación o eficiencia de más del 20%, entre otros requisitos.

Si el aumento de los tráficos fuera menor al 8%, la ayuda máxima se minorará en función de la tasa de crecimiento. Es decir, el eco-incentivo se ajusta mediante una proporción lineal entre el mínimo, que es el 50% del máximo, y el máximo fijado. En cualquier caso, la cuantía anual de la subvención deberá ser inferior al 30% del coste total del transporte ferroviario soportado por el operador.

Se abre la convocatoria para obtener los fondos del eco-incentivo ferroviario
Se abre la convocatoria para obtener los fondos del eco-incentivo ferroviario

El incentivo propuesto se devenga en función de las toneladas-kilómetro transportadas en la Red Ferroviaria de Interés General (RFIG) y el desempeño ambiental de este transporte. Así, las empresas recibirán una mayor o menor ayuda en función de la evolución de su actividad, la ocupación de sus vagones de carga o el tipo de tracción de las locomotoras.

De este modo, se dará una mayor ayuda a la tracción eléctrica que al diésel y se primará un mayor grado de ocupación de los vagones de carga.

La alternativa del ferrocarril

El programa de eco-incentivos está orientado a transformar el sistema de transporte de mercancías, que implica requisitos y cambios por parte de sus actores. Unas ayudas que forman parte del Programa de apoyo al transporte sostenible y digital incluido en el Componente 6 del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR).

En concreto, el programa del eco-incentivo ferroviario tiene un triple objetivo: consolidar e incrementar la cuota modal del ferrocarril dentro de las cadenas multimodales como alternativa en el transporte de mercancías, ayudar a los operadores a incrementar sus tráficos haciendo más atractiva la oferta ferroviaria para los clientes, y mejorar su desempeño medioambiental incentivando que se priorice el uso de sistemas de tracción eléctricos y se mejore la eficiencia.