La incertidumbre empaña los buenos resultados del puerto de Castellón 

La incertidumbre que se ha instalado en el comercio internacional a raíz del conflicto ruso-ucraniano no ha pasado aún factura a los tráficos del puerto de Castellón, un enclave que puede verse especialmente afectado. No en vano el puerto de Castellón movió el pasado año 3 millones de toneladas con Ucrania, lo que supone un 14% del tráfico del puerto. Ucrania ocupa la tercera posición en PortCastelló en la clasificación de países en volumen de toneladas, y el 95,5% del tráfico con esta zona se refiere a la importación de arcillas.

Además, Rusia ocupa el sexto puesto en importancia para el puerto de Castellón y supone el 5,6% del total del tráfico de puerto de Castellón y las principales mercancías con este país tienen que ver con productos energéticos como el petróleo y fuelóleo. En los dos primeros meses del año los países con mayor relación comercial del puerto de Castellón son Turquía, Ucrania, Rusia, Canadá, Holanda y Brasil.

Dos meses de ascenso

El puerto de Castellón cierra el mes de febrero creciendo un 16% respecto a 2021 y contabiliza 3.624.420 toneladas de tráfico de mercancías en el acumulado del año. Este crecimiento es debido a los graneles sólidos, un tráfico que aumenta un 55% en los dos primeros meses del 2022 y suma 1.861.461 toneladas. El presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón, Rafa Simó, valora estos datos “con cautela” y considera que estos crecimientos pueden estar vinculados a la crisis desatada por la invasión rusa de Ucrania.

La incertidumbre en estos momentos “es total y el conflicto bélico va a afectar directamente al volumen de mercancías de PortCastelló” señala Rafa Simó, “por el peso del mercado ruso y ucraniano, como indirectamente porque los costes energéticos están ya perjudicando a nuestros clientes”, dice el presidente de la Autoridad Portuaria de Castellón.

En concreto, el mes de febrero se cierra con un tráfico total de 1,4 millones de toneladas, con los graneles sólidos sumando 772.890 toneladas, un 47,3% respecto de febrero de 2021, mientras el granel líquido desciende un 4,4% y contabiliza 681.730 toneladas. También desciende el tráfico de mercancía general, un 47%, y suma 89.592 toneladas.

Con estos datos, la participación por tipo de mercancía en el puerto de Castellón es de un 51,4% el granel sólido, un 42,8% el granel líquido y un 5,9% la mercancía general. Las mercancías más relevantes que se mueven en el recinto portuario castellonense son, por este orden, el feldespato, petróleo crudo, arcillas, fuelóleo, gasolinas y caolín.