La industria aeroespacial vasca recupera los datos prepandemia

La Asamblea General de la Asociación Cluster de Aeronáutica y Espacio del País Vasco – Hegan se ha celebrado en pleno proceso de reflexión para diseñar el nuevo Plan Estratégico para el periodo 2025-2028, ha pasado revista al estado del sector y también ha conocido la renovación de la Junta Directiva, con el nombramiento de un nuevo presidente para los dos próximos años.

De esta forma, Ricardo Chocarro, de Aernnova, sustituye a José Julián Echevarría, de la firma Sener, quien seguirá como vocal del Cluster. Además, Borja Gárate, de Metrología Sariki, desempeñará el cargo de vicepresidente, y como secretario-tesorero se nombra a Carlos Alzola, de ITP Aero. Por su parte, Ana Villate continúa como directora de Hegan.

El cluster en cifras

La Asociación Cluster Hegan está integrada por 76 miembros de toda la cadena de valor sectorial y entre los socios se encuentran 4 Tier1, 50 compañías industriales, 10 centros tecnológicos, 5 universidades y 7 aliados. Actualmente, los miembros de HEGAN cuentan con un total de 168 instalaciones alrededor del mundo, con 99 centros en Euskadi, 41 en el resto de España y 28 ubicaciones en países como Alemania, Brasil, China, Estados Unidos, India, Malta, México, Polonia, Portugal y Reino Unido.

Los asociados generaron en el 2023 una facturación de 2.882 millones de euros en la totalidad de sus plantas alrededor del mundo, de los que el 77% fueron exportaciones, 2.223 M€, fundamentalmente a Reino Unido, EE.UU., Alemania y Francia. Las empresas dan empleo a 15.396 personas en todas sus plantas, 5.500 de ellas en Euskadi, y han realizado inversiones en I+D+i alcanzó por valor de 195 millones de euros.

Traspaso de poderes de Jose Julian Echevarria a Ricardo Chocarro, con Ana Villate como testigo
Traspaso de poderes de José Julián Echevarría a Ricardo Chocarro, con Ana Villate como testigo

Dejando atrás la crisis

La asamblea de Hegan ha constatado que el pasado 2023 ha sido un año en el que el sector asociado, “duramente castigado por la pandemia” y el consiguiente colapso que tuvo el transporte aéreo de pasajeros, “por fin, alcanzó y superó” los datos de empleo y facturación del 2019, según Ana Villate. 

Tras la abrupta ruptura del año 2020, con un 30% de caída en la facturación, “la situación del sector ha mejorado notablemente” a pesar de las grandes incertidumbres que siguen presentes en el mapa mundial. Entre ellas, Villate destacó los problemas de la tensión en la cadena de suministro, la falta de materias primas, los elevados costes energéticos, la inflación y la falta de vocaciones y talento.

Las empresas de Hegan afrontan un buen momento dado que, según las estimaciones de Airbus y Boeing, el tamaño de la flota comercial mundial se doblará en los próximos 20 años, pasando de los 24.000 aviones actuales a unos 48.000 en el 2042, cuando serán necesarios unos 42.000 aparatos nuevos. 

Hegan ha recordado en su asamblea su papel relevante como inductor de desarrollo tecnológico y vector de transferencia tecnológica a otras industrias. También ha reivindicado su papel tractor como fuente de creación de riqueza y valor para la sociedad, de empleo de calidad y dinamización de I+D+i. Por último, pero no menos importante, la contribución de las empresas a la solución en áreas de descarbonización, hibridación, electrificación o emisiones neutras con nuevos combustibles como el hidrógeno o los combustibles sostenibles para la aviación (SAF).