Las agroalimentarias catalanas podrían obtener una cuota del 14,5% en la facturación por provisión a cruceros

Un análisis de la Cambra de Comerç de Barcelona destaca la ventaja competitiva de Catalunya ante otras economías del entorno y la importancia de contar con relevantes centros logísticos agroalimentarios

Las empresas agroalimentarias catalanas podrían llegar a multiplicar por más de trece la facturación como suministradores a las navieras de cruceros. Supondría pasar de los 5,2 millones anuales y representar el 1,1% del suministro europeo, a superar los 71 millones y obtener una cuota de mercado del 14,5%.

Esta es una de las principales conclusiones del estudio Oportunidades de la industria agroalimentaria catalana en mercado de cruceros (2023), elaborado por el Gabinete de Estudios Económicos de la Cambra de Comerç de Barcelona a petición de la Asociación Internacional de Líneas de Cruceros (CLIA), Mercabarna y el puerto de Barcelona.

El estudio señala que la industria agroalimentaria catalana muestra una clara ventaja competitiva ante otras economías del entorno en varios grupos de productos. El análisis se basa en:

  • El interés comercial de la oferta y la demanda: mientras que las compañías catalanas constatan el deseo de crecer en este mercado –que consideran atractivo y rentable-, las navieras están abiertas a ampliar la cuota de abastecimiento en Barcelona si se dan las condiciones de competitividad requeridas.
  • La existencia en Catalunya de empresas con una presencia elevada en mercados internacionales.
  • La elevada producción de productos de kilómetro cero, una ventaja competitiva extra para el ahorro de costes de transporte.

Igualmente, el análisis resalta que Barcelona y Catalunya cuentan con centros logísticos muy relevantes en el Sur de Europa – incluyendo grandes centros agroalimentarios como Mercabarna-, y con una red de infraestructuras de transporte muy competitiva. En este sentido, el estudio destaca que:

  • El tejido empresarial catalán está acostumbrado a gestionar aumentos estacionales de la demanda de los productos agroalimentarios.
  • La competitividad del puerto y la calidad e intermodalidad de las infraestructuras de transporte situadas a su alrededor son un activo de gran valor para mejorar el posicionamiento de la industria agroalimentaria en la provisión de los cruceros. Además, a escasos kilómetros del puerto se sitúa Mercabarna, una de las plataformas logísticas de producto fresco más importantes del Sur de Europa.

El puerto de Barcelona, primer puerto de cruceros del Mediterráneo, aglutina el 14,2% de los turistas de crucero de puerto base de Europa. Este hecho es relevante porque contribuye a hacer que la estancia de los buques sea más larga y favorece la operativa.

De cara que las empresas catalanas puedan aumentar el suministro a las navieras, la Cambra dibuja algunas oportunidades:

  • Adaptar los servicios de suministro y carga a las necesidades específicas de los cruceros. Estos requieren una elevada agilidad, flexibilidad de horarios y competitividad.
  • Incrementar el posicionamiento comercial en la cadena de valor de los cruceros a través de una mejor coordinación entre el tejido empresarial y de la unión de sinergias para poder adaptarse a las condiciones particulares del suministro a cruceros. ​
  • Desarrollar la red de contactos para mantener una relación fluida con las navieras.