El puerto de Tarragona desea entrar en la industria eólica y ser competitivo en la carga general para afianzar las buenas cifras del 2023

El recinto busca robustecer la carga general, que en el 2023 sufrió pérdidas, y explorar el mercado eólico para afianzar los resultados positivos alcanzados en el último año

El presidente del puerto de Tarragona, Saül Garreta, y el director general, Ramón I. García, han presentado este jueves los resultados del 2023, que consideran “muy buenos” a pesar de la coyuntura internacional, y consiguiendo unos niveles similares a los de prepandemia.

En este sentido, el puerto de Tarragona movió 33 millones de toneladas, un aumento del 10% en comparación con el 2022, y se fija en la energía eólica y el refuerzo de la carga general para mejorar su competitividad y cumplir con la diversificación de sus tráficos.

Particularmente, Saül Garreta ha hablado del potencial del puerto de Tarragona para asumir la producción de molinos eólicos offshore. A pesar de que se trata de un proyecto a futuro, preguntado por El Canal, ha mencionado que este tipo de producción es “un valor añadido” potencial, especialmente dada la alta demanda de energías limpias.

Asimismo, Garreta se ha detenido en destacar el crecimiento de un 27% que experimentaron los vehículos, llegando a las 218.232 unidades en el 2023, y el potencial de que Tarragona se convierta en un recinto “de exportación” en este sector dada la futura implantación de empresas asiáticas para producir en Europa.

Para hacer frente a la caída de un 26,9% en la carga general, Garreta ha hablado de la terminal del muelle de Andalusia (que antes explotaba DP World, y que según Ramón I. García saldrá a concurso “a medio plazo”) como potencial para crecer en este segmento, ya que es multipropósito, así como la terminal ferroviaria de La Boella.

Saúl Garreta, presidente del puerto de Tarragona, y Ramón I. García, director general del puerto de Tarragona
Saúl Garreta, presidente del puerto de Tarragona, y Ramón I. García, director general del puerto de Tarragona

Tarragona, “el puerto que más crece”

Durante la rueda de prensa, el puerto de Tarragona ha destacado que es el recinto que más crece de los 10 puertos con más movimiento del sistema portuario estatal. Con un aumento del 9,9% en sus tráficos, la dársena se vio beneficiada de los buenos datos obtenidos en graneles líquidos, así como en los sólidos a granel, que nutrieron sus cifras aumentando en doble dígito porcentual con respecto al año anterior.

Particularmente, los líquidos a granel experimentaron una subida del 16,4%, situándose en 20,5 toneladas. Se trata de una cifra que viene en parte beneficiada por el buen comportamiento del petróleo crudo, con un dato récord de 9,8 millones de tons, y subiendo casi un 50% en comparación con el año anterior.

No obstante, Garreta ha hablado de la importancia de descarbonizar este segmento, algo en lo que ya trabaja el puerto de la mano de la industria petroquímica de su entorno, y para la que el recinto quiere ganar competitividad como hub del hidrógeno.

Los líquidos a granel experimentaron una subida del 16,4%, situándose en 20,5 toneladas

Por lo que se refiere a los sólidos a granel, se vieron beneficiados con una subida del 8,9%, llegando a los 10,1 millones de toneladas, y estableciendo un nuevo récord en la serie de los últimos 10 años.

En concreto, destacaron especialmente los agroalimentarios, como los cereales, piensos y harinas, que marcaron un nuevo récord al alcanzar los 7,61 millones de tons, un 28,5% superior al año anterior. Y es que, a raíz de la sequía, la demanda de importación aumentó, según Garreta.

Los sólidos a granel se vieron beneficiados con una subida del 8,9%, superando los 10 millones de toneladas

El puerto de Tarragona despuntó en el 2023 en líquidos a granel, cuyo tráfico se vio beneficiado en un 16,4%, seguido de los sólidos a granel, con un crecimiento del 8,9% interanual
El puerto de Tarragona despuntó en el 2023 en líquidos a granel, cuyo tráfico se vio beneficiado en un 16,4%, seguido de los sólidos a granel, con un crecimiento del 8,9% interanual

Deteniéndose a analizar este segmento, el presidente del puerto de Tarragona ha analizado el transporte de agroalimentarios que se produjo a través del ferrocarril en comparación con el año anterior. En concreto, fueron 652 convoyes, superior a los 429 del 2022. “Debemos poner el foco en el ferrocarril, porque es el modo de transporte que más descarboniza la actividad logística; el 50% de la mercancía que se transporta con el ferrocarril procede de los puertos”, ha incidido Garreta.

En la línea con el crecimiento experimentado en los agroalimentarios, se impulsó también la circulación de camiones por el puerto de Tarragona. En el 2023, se registraron 952.832 entradas y salidas, mientras que en el 2022 fueron 833.414. Más concretamente, el Sistema de Entrega de Agroalimentarios contabilizó 310.694 entregas de productos agroalimentarios con camiones, un aumento del 31% en comparación con el año anterior.

Balance económico y proyectos en curso

Otro de los ámbitos en los que ha querido hacer hincapié Saül Garreta ha sido en el balance económico del puerto de Tarragona, con unos ingresos que superaron los 64,5 millones de euros, similares a los 64,7 millones del 2022, y un EBITDA de 34,9 millones de euros. En total, el balance de explotación conseguido fue de 10,2 millones de euros, mientras que el endeudamiento siguió la tendencia descendente de los últimos años, situándose en 36 millones de euros.

El puerto de Tarragona consiguió unos ingresos de 64,5 millones de euros y un EBITDA de 34,9 millones de euros

Asimismo, las inversiones se fijaron en 16,5 millones de euros. A la espera del trámite medioambiental para la construcción del contradique de Ponent, que se prevé resolver para este año, en el 2025 las inversiones aumentarían considerablemente con la construcción de esta infraestructura.

En definitiva, y en sintonía con su estrategia #RumbEcoPort2027, el recinto tarraconense afronta un 2024 lleno de proyectos en marcha, como la construcción de su ZAL, la restauración de su entorno natural, la continuación de la Terminal Guadalajara-Marchamalo y la ampliación de la terminal ferroviaria de La Boella.

Por lo que respecta a la Terminal Guadalajara-Marchamalo, la primera fase de su construcción finalizó en el 2022, y ya está en marcha la segunda fase “desde hace unas semanas”, como ha indicado el puerto de Tarragona. La actuación cuenta con un presupuesto de 20 millones de euros y consistirá en la urbanización de la terminal: explanada, alumbrado y conexiones ferroviarias, tanto internas como externas, con los dos puntos de conexión de la red de Adif.

Y en cuando a la Terminal de La Boella, el puerto de Tarragona ha recordado que el proceso de concesión está paralizado “para estudiar el establecimiento de sinergias con la futura terminal multipropósito del muelle de Andalusia, para hacer más viable económicamente su explotación”, según el recinto, y se está buscando financiación europea.