El puerto de Santander, pionero en la industria del hidrógeno renovable

El proyecto Bahía H2 Offshore da un nuevo paso en su camino al haber obtenido 5,7 millones de euros de subvención de los 7,8 millones de inversión requerida. La ayuda llega del programa de incentivos a la cadena de valor innovadora y de conocimiento del hidrógeno renovable en el marco del PERTE ERHA, dedicado a las Energías Renovables Hidrógeno y Almacenamiento.

Durante la presentación de Bahía H2 Offshore, el presidente del puerto de Santander, Francisco Martín, ha celebrado que este proyecto sea “ya más que una propuesta” y ha confiado en que el puerto de Santander sea, además de actor principal en el desarrollo de esta tecnología, “consumidor” de la misma. Cabe recordar que Bahía H2 Offshore se ubicará en las instalaciones portuarias y está previsto estudiar la ubicación de paneles solares flotantes que suministren de energía limpia a la plataforma y el uso del combustible verde generado en los buques y equipamientos de líneas y operadoras del puerto de Santander.

Por su parte, el presidente de la Asociación Sea Of Innovation Cantabria Cluster, Luis San Segundo, ha explicado que el hidrógeno es el combustible “que mejor se adapta a los objetivos de descarbonización en el sector marítimo”, mientras que el amoniaco supone «un método idóneo para su almacenamiento, transporte y distribución», por lo que el mercado final de este proyecto piloto sería el suministro para embarcaciones marítimas en zonas alejadas de la costa.

Combustible verde

El objetivo del programa es el desarrollo de un pionero e innovador sistema de generación, en condiciones marinas, de combustibles en forma de hidrógeno y amoniaco verde, mediante energía renovable flotante, tanto eólica marina como solar fotovoltaica.

Bahía H2 Offshore, ocupará un espacio de dominio público de la Autoridad Portuaria de Santander y se centrará en el diseño, construcción, instalación y seguimiento de una plataforma flotante a escala, integrando las nuevas tecnologías para la producción del hidrógeno verde y la del amoniaco (NH3) que, dentro del proceso de descarbonización de la industria naval, se presenta como una alternativa para ser utilizada como combustible para barcos.

Este proyecto, coordinado por Sea of Innovation Cantabria Cluster y con una duración de 36 meses, cuenta con el apoyo de los cluster FAEN-Ainer de Asturias y Asime de Galicia y una importante representación de empresas de Cantabria. A través de la I+D, y con experiencias piloto de mejora de capacidades productivas y de fabricación de componentes y equipos, Bahía H2 Offshore generará un nuevo tejido industrial y una cadena de valor especializada en el hidrógeno renovable. Así se favorecerá la creación 21 puestos de trabajo y otros que, de manera indirecta, se generarán en torno al sector naval, energéticos e industrial, posicionará a las empresas del clúster y de Cantabria, con una especialización en el mercado de las energías marinas y del hidrógeno verde.