Europa protege sus puertos frente a China

El Parlamento Europeo aprobó oficialmente durante la jornada del miércoles 17 de enero el conocido como informe Berendsen. El texto, impulsado por un eurodiputado del Partido Popular Europeo, fue aprobado por 585 votos a favor, 21 en contra y 26 abstenciones. 

Bajo el título La construcción de una estrategia europea integral, el texto de Tom Berendsen, tal y como se indica en la plataforma web del Parlamento Europeo, advierte sobre la “creciente influencia” de China en las infraestructuras europeas, solicitando al mismo tiempo medidas “para reducir sus vulnerabilidades”.

Con la aprobación de la resolución, el Parlamento Europeo insta, tanto a la Comisión Europea como a los gobiernos de los Estados miembros, a que lleven a cabo de manera “urgente” una evaluación de los riesgos que supone la participación “de China y otros países que no pertenecen a la UE” en las infraestructuras marítimas europeas.

Según el Parlamento Europeo, la votación supuso “un examen a China”, en el sentido de que cada vez “está ganando más acceso y ejerciendo influencia” sobre “infraestructuras críticas” europeas. Entre estas, el Europarlamento destaca las instalaciones portuarias y de transportes, así como las redes de telecomunicaciones, entre otras.

En este sentido, los eurodiputados votaron una resolución que permitirá el desarrollo de una “estrategia portuaria europea”, que establezca que la “influencia extranjera” en estos recintos portuarios “debe ser limitada”, añade el Parlamento Europeo.

La ESPO aplaude la resolución

Por su parte, la Organización Europea de Puertos Marítimos (ESPO) acogió con “gran satisfacción” el reconocimiento y el apoyo del Parlamento “al papel estratégico y vital” que desempeñan los puertos europeos.

Según la ESPO, el texto votado demuestra una “buena comprensión” de los desafíos a los que se enfrentan los puertos y las altas necesidades de inversión que tienen. Asimismo, destaca que además de ser “las puertas de entrada” de la Unión al mundo, “los puertos de Europa son centros de energía”, 

Europa “necesita puertos fuertes y cadenas de suministro sólidas”, por lo tanto, la ESPO apoya “la petición del Parlamento de armonizar aún más las medidas para fortalecer la resiliencia y la protección de las infraestructuras críticas de Europa, incluidos los puertos”. 

En palabras de la ESPO, ahora los puertos esperan con interés la propuesta de revisar el actual Reglamento de Inversión Extranjera Directa, que se publicará la próxima semana. “Esta revisión debería obligar a todos los Estados miembros de la UE a implementar un sistema de control de la inversión extranjera directa y realizar controles de una manera más armonizada”, añade la organización europea.