FETEIA culpa la mala gestión de los PCF a la poca empatía de la Aduana

La Federación Española de Transitarios, FETEIA-OLTRA, ha presentado este miércoles en Coslada (Madrid) un informe sobre la situación de los Puestos de Control Fronterizo (PCF’s), tanto de ámbito marítimo como terrestre y aéreo.

En el informe, se constatan las principales conclusiones sobre los problemas a los que se enfrentan los representantes aduaneros, además de proponer mejoras. El estudio ha sido detallado por Enric Ticó, presidente de FETEIA; Martín Fernández, secretario técnico de FETEIA; Juan Uhia, presidente de la comisión de aduanas de FETEIA, y Diego Romero, vicepresidente de la comisión de aduanas de FETEIA.

En este informe sobre los PCF’s, FETEIA se hace eco de las “opiniones casi unánimes” sobre la falta de comunicación entre la Aduana y los representantes aduaneros, lo que califican como “principal problema”, una situación que se ha agravado, dicen, con la implementación de la cita previa. Además, otra de las cuestiones que dificultan la labor de los representantes aduaneros es la falta de unas estructuras comunes en la formulación de mensajes entre aduanas. 

Asimismo, se refiere a la falta de criterio común entre las distintas aduanas nacionales e, incluso, entre los funcionarios de la misma Aduana. En esta línea, subrayan la “elevadísima” cantidad de requerimientos emitidos por parte del personal de la Aduana, lo que achacan a un desconocimiento de la norma o a un afán recaudatorio. 

Para solucionar estos problemas entre los operadores y las administraciones, FETEIA propone la implementación de un chat que permita la comunicación instantánea con el funcionario; la implementación de un sistema de triaje, reparto y seguimiento de asuntos; el establecimiento de un procedimiento común de gestión de incidencias, y la habilitación de canales telefónicos entre la Administración y las empresas. 

Funcionamiento de los distintos servicios

En el informe, también ha realizado un análisis del funcionamiento de los distintos servicios que operan en los Puestos de Control Fronterizo (PCF). En este, han afirmado las demoras “injustificadas” que impiden realizar despachos a tiempo porque los expedientes no están listos, lo que provoca pérdidas de la salida en el medio de transporte y gastos adicionales.

También, como se ha comentado, el principal problema que han encontrado es la pérdida de comunicación entre la Aduana y los representantes aduaneros, que consideran “alarmante” la falta de empatía de la Aduana con sus “colaboradores necesarios”.

Por otra parte, en el informe, se remarca en la mayoría de localizaciones la “elevadísima” cantidad de requerimientos emitidos por parte del personal de la Aduana. Existe la opinión creciente de que éstos se remiten, en ocasiones, “sin sentido alguno”, ya sea por desconocimiento de la norma o por afán recaudatorio.

Un ejemplo que se ha puesto énfasis en el informe como falta de “criterio común”, es la cuestión de los EUR.1 (documento que se utiliza en la exportación de mercancías de la Unión Europea hacia aquellos países con los que la UE tiene firmados acuerdos comerciales), ya que no se exige la misma documentación acreditativa en todas las aduanas.

En este caso, según informan, los operadores más perjudicados son los que actúan en la Aduana de Algeciras, pues parece que la Aduana realiza actuaciones más propias de inspección que de gestión, al tener que aportar todas las pruebas y declaraciones de origen en el momento del despacho de dicho EUR.1.

En esta Aduana, además de la dificultad de obtenerlo, se destaca que el proceso lleva horas. En la actualidad, obtener un EUR.1 lleva entre 7 y 8 horas, cuando no se excede de las 10 horas, lo que provoca que este trámite, en ocasiones, quede pendiente de un día para otro, impidiendo, a pesar de haber obtenido el Levante, que la mercancía pueda ser embarcada.

Algeciras no es el único afectado, en el caso de Alicante también se producen muchos problemas para obtener el certificado, de hecho, no piden lo mismo en todos los productos, va cambiando según el tipo de mercancía.

En cuanto a las Islas Canarias no admiten EUR.1 a posteriori. En Gipuzkoa exigen el formulario, el DUA y la factura, en la que tiene que figurar el peso, si no va el peso incluido, es necesario aportar el packing list, además de tener que incluir el origen en la factura.

Otro aspecto muy comentado es la figura del Operador Económico Autorizado (OEA). Según el informe: “nadie considera que existan ventajas reales importantes por el hecho de serlo”. En este sentido, se considera que la figura está infrautilizada, ya que genera mucha carga administrativa y no se perciben ventajas que las compensen.

Sanidad Exterior, el servicio que genera más incidencias

La Sanidad Exterior es otro de los ámbitos que ha estudiado FETEIA en su informe, que lo identifican como “el servicio que genera más incidencias y provoca más retrasos”, lo que está provocando “el desvío de tráficos y un enorme perjuicio al sector del comercio exterior”.

En este sentido, la federación refleja la falta de criterios y sistemas de control empleados entre Puestos de Control Fronterizo y la diferencia en la dotación de personal, además de resaltar los tiempos de despacho de Sanidad Exterior, ya que varían mucho entre los distintos PCF.

El sistema empleado en los diferentes PCF es el siguiente:

Algeciras: La documentación se sube a TRACES. En caso de incidencia o nueva aportación, una vez iniciado la valoración, se presenta por Red Sara (Sistemas de Aplicaciones y Redes para las Administraciones) y si esta falla a un correo habilitado para ello. Se ha llegado a exigir presentar el registro sanitario de un no nacional, según lo indicado en la casilla I.7.

Alicante: La documentación (B/L, CHED…) se presenta por Red Sara y los originales en mano, aunque también se adelanta por correo electrónico.

Aragón: a través de Red Sara y TRACES (las dos, no es alternativo).

Asturias: a través de TRACES y la documentación se adjunta por Red Sara.

Barcelona: hay un doble envío de información, a través de TRACES y envío a Sanidad por correo electrónico y hasta que se ejecuta este envío por correo electrónico, no comienza la tramitación.

Bilbao: se enviaba la documentación por correo electrónico, pero desde el pasado 1 de junio a través del sistema de presentación y registro de documentos en el módulo de Mercancías de SISAEX.

Gipuzkoa: Aparte de entregar el original, hay que remitir la documentación por TRACES y también a través de SISAEX (esto último es reciente). También por e-mail, por si acaso. La capacidad de los pdf es muy pequeña, tienen que comprimir.

Girona: Se suben todos los documentos a través de TRACES.

Islas Canarias: se entregan los originales en mano y, además, se sube la documentación por TRACES, SISAEX y se envía un correo electrónico (informando de que se ha hecho esa gestión). Antes era a través de Red Sara, ahora a través del registro de SISAEX, desde enero de 2023.

Madrid: se sube a TRACES y posteriormente se presenta a SISAEX para registro.

Valencia: TRACES y GESTIN.

Vigo/Galicia: Se emplea Red Sara.

Fitosanitario

Algunas empresas, según el informe de FETEIA, han tenido problemas en la importación. Esto es debido, sobre todo, a las actualizaciones en TRACES y afectaba a la base de datos que conectaba con CEXVEG web. Por lo cual, en más de una ocasión, las empresas “han tenido que recurrir a la presentación física de las solicitudes para poder liberar mercancías”.

Por ese motivo, una cuestión que se destaca en el informe es que alguna empresa asociada ha asegurado que la plataforma de importación funciona mejor que la de exportación, por lo tanto, se solicita que se emplee la misma.

Farmacia

En el caso de la farmacia, por lo que pone en el informe, en general, funciona bien en la parte “operativa”, es decir, no hay “grandes sorpresas» durante la tramitación. El gran problema que han captado es la falta de personal, lo que hace que los tiempos de espera para la tramitación del despacho sean inasumibles. En determinados lugares, como Madrid o Las Palmas, puede llevar semanas.

También existe un problema con el sistema disponible para el envío de información:

Barcelona: El sistema no tiene capacidad para enviar toda la documentación y hay que comprimir el archivo.

Algeciras: La documentación se sube a SIFAEX y, en caso de incidencia, por Red Sara.

Madrid: Se hace a través del programa que tiene el servicio.

Girona: Se suben todos los documentos a través de TRACES.

Islas Canarias: TRACES y red Sara.

Veterinario

Desde FETEIA se demanda cambiar en el servicio de Veterinario, el horario tan reducido que hay en algunos lugares. Esto lo califican como “falta de criterio común”, como en Barcelona, ya que hay que hacer la solicitud con, al menos, 48 horas de antelación, y en caso contrario imponen multa. En otros lugares también tienen un horario muy reducido.

SOIVRE

En cuanto al Servicio de Inspección del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo (SOIVRE) se confirma en el informe que da un buen servicio, pero, de todas maneras, sí existen algunas problemáticas en alguna plaza, como en Barcelona con los test reports, puesto que en muchas ocasiones la Administración considera que no es correcto, pero según FETEIA dicho test reports están debidamente cumplimentados.

En cuanto a Bilbao, a veces, el SOIVRE contacta directamente con el cliente, saltándose al representante aduanero.

Por último, una cuestión que se comenta en el informe es la posibilidad de pasar los controles en las instalaciones de los importadores, como en el resto de Estados miembros de la Unión Europea, cuando corresponda según la normativa.

Cuestiones comunes

En el informe, como aspecto común a la generalidad de los Servicios de Inspección en Frontera, se destaca que cada vez exigen que se les entregue más información y documentación.

También se demanda una coordinación entre los servicios, ya que consideran que “actúan de manera independiente”. Afirman que en los lugares en los que existen foros la coordinación es un poco mejor, pero dista de ser una verdadera VUA (Ventanilla Única Aduanera).

Otro aspecto que comentan es la falta de comunicación, ya que consideran desde FETEIA que “no debe obviarse la importancia del mantenimiento de la relación entre la Aduana y otros cuerpos como la UAR (Unidad de Análisis de Riesgo)”, que en ocasiones no tiene lugar.

Por otro lado, se destaca la falta de personal que declaran los distintos responsables de los servicios citados, lo cual se agrava durante los periodos vacacionales. Además, afirman que existe mucha rotación de personal, lo que “genera inestabilidad y bajada de rendimiento”.

Esta falta de personal provoca que las Aduanas 24 horas no lo sean en la realidad y, además, provoca que las inspecciones se lleven a cabo en instalaciones determinadas, lo que provoca colapso en los puertos.

Otro aspecto que han destacado, es la figura del Coordinador del PCF, la cual afirman que “está infrautilizada”. Según FETEIA le faltan competencias en materia de mando, siendo imposible una adecuada coordinación si no se logra dotarle de autoridad. Esto también provoca que, ante la existencia de problemas, cada ATEIA tiene que tratar de gestionarlos de una manera distinta, en función de la que sea la vía más efectiva en esa localidad o región.

Finalmente, FETEIA afirma “echar en falta”, en ocasiones, la poca proactividad y falta de ánimo colaborativo para “sacar los despachos adelante” cuando surgen problemas. Por lo que, en definitiva, “existe un exceso de burocracia y rigidez” que provoca que, cuando una mercancía está sometida a varios controles o, por ejemplo, a escáner, el retraso es excesivo.