Una oportunidad especial

En Algeciras esperamos con los brazos abiertos a los congresistas, puesto que estamos convencidos de que se van a sumar a las reivindicaciones que vienen manteniendo tanto Algeciras como el conjunto de la comarca del Campo de Gibraltar en demanda de las infraestructuras de comunicaciones que esta tierra en justicia se merece, especialmente las relacionadas con el ferrocarril.

Cuando la Federación Española de Transitarios, FETEIA, decidió que el lugar de celebración de su duodécimo Congreso nacional fuese Algeciras puso en valor la realidad de una ciudad que cuenta entre sus activos con el principal puerto de España, uno de los más importantes de Europa y de todo el mundo, considerado por el Banco Mundial como el más eficiente de todo el continente europeo y manteniéndolo en el top 10 de todo el mundo.

Que el puerto de la Bahía de Algeciras supere cada año los cien millones de toneladas de mercancías movidas supone afrontar un reto continuado que pone a prueba la capacidad de reacción de una maquinaria que a pesar de estar perfectamente engrasada, también se ve sometida a las situaciones sobrevenidas que se producen en otras partes del mundo.

Parte de ese engranaje lo forman las empresas transitarias, los operadores logísticos y los representantes aduaneros, verdadera cadena de transmisión entre los clientes y los puertos, y por lo tanto, perfectos conocedores de la realidad que se vive a pie de muelle.

Coincido plenamente con el presidente de la federación, Enric Ticó, cuando indica que a los transitarios se les ha considerado “arquitectos del transporte”, puesto que se trata de mucho más que una frase hecha. Quienes están dedicados profesionalmente a asegurar la cadena logística, como pasó en los momentos más duros del primer estado de alarma decretado por el Covid-19, hacen gala de una formación que está a la altura de las circunstancias, aunque en la mayoría de las ocasiones esa labor puede pasar desapercibida para el conjunto de la sociedad.

El Congreso FETEIA permitirá a los asistentes conocer de primera mano la realidad de una ciudad que se ha convertido en puerta y puerto entre dos continentes

Situaciones derivadas de la pandemia que seguimos atravesando, o de la invasión rusa de Ucrania con lo que ha conllevado de incremento de costes en todas las operativas, la aplicación de nuevas tecnologías a todos los procesos, o la entrada en vigor de normativas comunitarias serán temas a analizar en este Congreso, que permitirá a los asistentes conocer de primera mano la realidad de una ciudad que se ha convertido en puerta y puerto entre dos continentes, Europa y África.

En Algeciras esperamos con los brazos abiertos a los congresistas, puesto que estamos convencidos de que se van a sumar a las reivindicaciones que vienen manteniendo tanto Algeciras como el conjunto de la comarca del Campo de Gibraltar en demanda de las infraestructuras de comunicaciones que esta tierra en justicia se merece, especialmente las relacionadas con el ferrocarril, verdadero handicap para que las instalaciones portuarias algecireñas continúen desarrollándose al ritmo deseado.

Desde Algeciras estamos liderando la Red de Ciudades por el Ramal Central, formada ya por casi doscientas ciudades, instituciones y colectivos, trabajando todos juntos para conseguir que este proyecto de Estado sea una realidad y vertebre el país de Norte a Sur, pasando por los polos de desarrollo más importantes creando empleo y riqueza. Considero que estos objetivos son plenamente compartidos por los transitarios españoles, perfectos conocedores de los costes que conlleva la operativa de transportar un contenedor de mercancía, bien por tren o por carretera, desde el puerto algecireño hasta alguna de las zonas logísticas nacionales. 

No es entendible que el futuro del primer puerto de España y del segundo polo químico-industrial del país se vean hipotecados porque algunos prefieren que los fondos públicos sean invertidos en otros territorios, algo sumamente legítimo, pero a todas luces injusto. Y ahora es cuando tenemos esa oportunidad de que se nos oiga en todos los rincones.

Es por ello que creemos desde el Ayuntamiento de Algeciras que albergar del 29 de septiembre al 2 de octubre este XII Congreso FETEIA-OLTRA no solo ha sido una decisión que agradecemos profunda y sinceramente, sino que además puede convertirse en una oportunidad especial, muy especial, para que en todos los rincones de España, allá donde haya un transitario, se hable de no solo de la realidad del sector, de los grandes retos a los que se enfrenta a diario y del futuro de la logística, sino también de la realidad de una tierra que necesita lo que históricamente se le ha venido negando de manera sistemática, y que no es otra cosa que el desarrollo social y económico a través de la modernización de sus infraestructuras.

No es entendible que el futuro del primer puerto de España y del segundo polo químico-industrial del país se vean hipotecados porque algunos prefieren que los fondos públicos sean invertidos en otros territorios, algo sumamente legítimo, pero a todas luces injusto. Y ahora es cuando tenemos esa oportunidad de que se nos oiga en todos los rincones.

Plaza Alta de Algeciras, centro neurálgico de la ciudad

Me consta que todos quienes forman parte de la organización del Congreso han cuidado hasta el más mínimo detalle para que se convierta en un total éxito. Por nuestra parte, como anfitriones, reitero que esperamos con los brazos y el corazón abiertos a todos los participantes, deseosos de que conozcan una ciudad hospitalaria y acogedora, a la que siempre regresan quienes nos visitan por primera vez.

Sean todos bienvenidos a Algeciras.