Innovación, competitividad y sostenibilidad, fundamentos de Smart Ports: Piers of the Future

El puerto y la ciudad de Barcelona, de nuevo toman posiciones adelantadas en el futuro digital y sostenible, que ya es presente en muchos casos, y ha asumido la celebración de la tercera edición de Smart Ports: Piers of the Future, un evento digital -en su mayoría- que tiene lugar entre los días 16 y 17 de noviembre.

Promovido por el puerto de Barcelona, el encuentro cuenta con la colaboración de los puertos de AmberesBusanHamburgoLos AngelesMontreal Rotterdam. Centrándose en esta nueva edición en el encaje entre puertos y ciudades, unas relaciones que mantienen muchos temas abiertos como las demandas urbanas, la economía azul, la creación de riqueza y de ocupación”. En su primera jornada, televidentes de más de 50 países se conectaron para seguir las ponencias en directo.

Smart Ports sigue una línea argumental basada en cuatro temáticas como son la digitalización de la logística, la transición energética, proyectos de emobility y la relación puerto-ciudad. Estos conceptos están siendo desarrollados a través de los proyectos innovadores que están encabezados por puertos de primera línea que participan en Smart Ports, como son los puertos de Amberes, Barcelona, Busan, Hamburgo, Los Ángeles, Montreal y Rotterdam, con participaciones puntuales de otros enclaves invitados, como los puertos de Londres y Göteborg que también desarrollan iniciativas en torno a la transición energética.

Digitalización y sostenibilidad

La jornada inaugural, conducida por los periodistas Ainoa Arbizu y David McClelland, arrancó con las presentaciones presenciales de Damià Calvet, Presidente del puerto de Barcelona, y Daniel Olivier, Director Business Intelligence and Innovation del puerto de Montreal. Vía telemática intervinieron también, Annick De Ridder, presidenta del puerto de Amberes; Gene Seroka, CEO del puerto de Los Ángeles; Allard Castelein, Presidente y CEO del puerto de Rotterdam; y Jens Meier, CEO del puerto de Hamburgo.

Daniel Olivier, puerto de Montreal

En sus palabras de bienvenida, Damià Calvet explicó que Smart Ports: Piers of the Future se desarrolla en base a 6 paneles y 9 presentaciones que suman 27 ponentes de alto nivel técnico. Señaló Calvet que “el futuro está en la innovación” y que el puerto de Barcelona trabaja en este “vector de competitividad, sin olvidar la sostenibilidad medioambiental”. Este encuentro es una gran oportunidad para poner en contacto a los líderes sectoriales en los avances tecnológicos en la descarbonización. Así, las jornadas tienen como fin mostrar los temas de estudio y los proyectos más interesantes en lo referido a la optimización, la cooperación multinivel entre empresas, administraciones y ciudad. Se trata de colaboraciones que pueden “servir de ejemplo” a otros puertos y ciudades del mundo.

Allard Castelein, Jens Meier, Annick De Ridder y Gene Seroka intervinieron de forma telemática

Inteligencia artificial para la geolocalización

El primer panel de expertos contó con las presentaciones de David Serral, director de información del puerto de Barcelona, y Enric Delgado, director de tecnología en IBM, quienes presentaron el innovador sistema de geolocalización de buques utilizando la tecnología 5G y la Inteligencia Artificial (Al).

El objetivo del proyecto es crear un nuevo sistema de localización de buques, capaz de igualar o mejorar los actuales sistemas de posicionamiento del puerto de Barcelona (AIS y Radar), aprovechando las ventajas tecnológicas y logísticas de la tecnología 5G para la implantación de nuevas cámaras en el puerto. El puerto de Barcelona y la alianza 5G Barcelona han desarrollado este proyecto conjuntamente con IBM, Vodafone y Huawei para analizar la viabilidad técnica de la idea en un entorno operativo. Barcelona recibe más de 9.000 buques de todo tipo anualmente, y con este sistema se pretende mejorar tanto la operatividad como la seguridad.

Enric Delgado y David Serral

Gracias a las cámaras de alta resolución, que envían imágenes en tiempo real a la torre de control del puerto a través de antenas que cubren actualmente el 60% de la lámina de agua, se pueden reconocer los buques, su posición y rumbo, en tiempo real y en cualquier condición climatológica y de iluminación.

Por otra parte, la aplicación de la AI permite predecir los movimientos de los buques y ayudarles en su ruta y atraque. Se trata de una experiencia actualmente en desarrollo que se extenderá a todo el puerto de Barcelona, incorporando nuevas funcionalidades en el futuro. Entre ellas, la integración del movimiento de los vehículos en los muelles.

Economía Azul en los puertos

El panel de análisis de la importancia de la Economía Azul en dominio portuario contó con la participación de Virginijus Sinkevičius, Comisario Europeo para el Medioambiente, Océanos y Pesca  intervino de forma telemática, mientras que en el plató de Smart Ports TV se dieron cita Emma Cobos, Directora de Innovación y Estrategia de Negocio del puerto de Barcelona; Rafael Sardà, investigador del CSIC; Paul Holthus, CEO de WOC; Alberto Cappato, de la Asociación Internacional de Villas y Puertos; y Anna Majo, de Barcelona Activa, moderados por Ignasi Ferrer.

En este panel se analizó el modo en que la economía azul afecta a las comunidades portuarias y a la sociedad en general y en la forma en que se está trabajando la industria marítima con los gobiernos en el futuro de los puertos urbanos. Así, se dijo que “la Economía Azul debe ser circular y sostenible” al tiempo que “innovadora y digitalizada”, puesto que debe convertirse en palanca del “Green Deal”, el nuevo paradigma de renovación al que empresas y administraciones “deben adherirse sin demora”.

Emma Cobos, Rafael Sardà, Ignasi Ferrer, Alberto Cappato, y Anna Majo

Para Emma Cobos, la palabra clave es la “cooperación” público-privada para ganar en competitividad tanto portuaria como de las empresas y la propia ciudad dado que la importancia del sector puede multiplicarse por 5 antes de 2030 y por 30 en el año 2050. El reto es, más que de crecer en tamaño, digitalizarse para incrementar la operatividad y competitividad.

Nuevas tecnologías

Las siguientes ponencias trataron de dos nuevas y novedosas tecnologías aplicadas al sector portuaria. De un lado, los drones autónomos, y de otro, el HyperPort, la aplicación del concepto de HiperLoop al transporte de mercancías.

Así, la aparición de drones autónomos es una realidad ya en el puerto de Amberes, según explicó Bob Spanoghe, director de la plataforma de innovación del enclave belga. La operatividad de estos aparatos se basa en cuatro puntos: las autorizaciones administrativas aéreas (permisos de vuelo), la disposición favorable del propio puerto, la intervención de los operadores y el avance tecnológico.

Los drones autónomos serán una realidad operativa hacia mediados del próximo año, según Spanoghe, y podrán intervenir en acciones como geolocalización de buques y mercancías, revisión y vigilancia de muelles y lámina de agua, localización de incidencias, limpiezas de dársenas o guiado de personal en tierra y mar, entre otras.

Bob Spanoghe explicó el proyecto de drones autónomos en el puerto de Amberes

El sistema HiperPort, transporte de contenedores mediante el sistema de tubos de vacío y levitación magnética, fue analizado por Andrés de León, CEO de HyperloopTT; Jaime Moreno, CEO de Mormedi; Frank Busse, del puerto de Hamburgo; y con la moderación de David McClelland.

Se trata de un sistema de transporte disruptivo, cuya aplicación no se prevé de forma inmediata -ni a corto plazo- pero que despertó una importante expectación entre los participantes en la jornada, con multitud de preguntas referidas a la seguridad, en mayor medida, y las fórmulas para el tratamiento y manejo de los contenedores, según sus características.

Andrés de León, Jaime Moreno, Frank Busse y David McClelland

Posteriormente, Piet Opstaele, puerto de Amberes; Patrick Verhoeven, director de la Asociación Internacional de Puertos y Marinas (IAPH); Veronica Chan, puerto de Londres; Jordi Torrent, director de Estrategia del puerto de Barcelona; y Pascal Ollivier, moderador, desgranaron las posibilidades del Gas Natural Licuado como combustible de transición en los puertos. Cada uno de ellos explicó sus estrategias y proyectos de transición energética, la evolución del GNL en los puertos, los avances en otros combustibles sostenibles de futuro (hidrógeno, solar, amoniaco, biogás) y, finalmente, la posibilidad cierta de generación de energía renovable en las propias instalaciones portuarias.

Piet Opstaele, Jordi Torrent, Patrick Verhoeven, Veronica Chan y Pascal Ollivier

Sostenibilidad en el puerto de Barcelona

La hoja de ruta para la descarbonización de la actividad portuaria está marcada en y va cumpliendo hitos en el puerto de Barcelona. Uno de ellos es la implantación de un proyecto piloto para la instalación de un “energy community system”, una comunidad energética, con el objetivo de crear en el puerto varias islas de energía renovable. Se trata de instalaciones pequeñas e interconectadas, que trabajarían para aumentar el autoconsumo de energía y aumentar la proporción de energía proveniente de fuentes renovables. La primera se ha instalado en el complejo conocido como el «Muelle de los Pescadores»; una comunidad que se compone de instalaciones de paneles solares en los tejados de casas de pescadores, la lonja de pescado, la fábrica de hielo y un restaurante.

Despliegue de la primera fase del piloto fotovoltaico en el puerto de Barcelona

El piloto fue presentado por Carles Rua, jefe de innovación del puerto de Barcelona; Albert Cot, de Comsa; y Christof De Knop, de Imtech Belgium. Rua explicó que el puerto de Barcelona está desarrollando diversos proyectos de descarbonización, como la electrificación de los muelles y el suministro eléctrico a los buques atracados. Dijo que se ha creado un consorcio internacional, denominado Creators, que está compuesto por 17 compañías de 8 países y que en Barcelona desarrolla la instalación de placas fotovoltaicas en seis ubicaciones distintas del puerto, tanto en tejados como en otras superficies, para la producción de energía que proporcionará entre un 60 y un 80% de todas las necesidades energéticas en el puerto. Por otra parte, el despliegue de las cubiertas fotovoltaicas ayudará a la transición energética y la descarbonización de la actividad portuaria, por un lado, y a que la factura energética de los concesionarios del puerto de Barcelona sea más liviana, incrementando la competitividad empresarial.