Inquietud en el transporte por carretera por la tributación de autónomos

El último Consejo de Ministros del año, a celebra el próximo viernes, podría aprobar mediante Decreto Ley la prórroga del actual límite de facturación anual para poder acogerse a los módulos en 2020. Como es sabido, el límite prorrogado es de 125.000 euros, frente al límite de facturación de 75.000 euros, aprobado en 2016, que no ha llegado a entrar en vigor por las sucesivas prórrogas aprobadas estos últimos años. Esto ha permitido acogerse al régimen de módulos en 2017, 2018 y 2019 a los transportistas que hubieran facturado menos de 125.000 euros en el año anterior, siempre que su facturación se realice  en más de un 50% a empresas o profesionales.

La Agencia Tributaria pone de relieve un agravio comparativo: la importante diferencia existente en el tipo de tributación efectivo entre el colectivo de los acogidos a los módulos y el de los autónomos en régimen de estimación directa. Mientras los autónomos en módulos tributan tan sólo al 7’27%, los acogidos a estimación directa, al que están acogidos más de un 60% del colectivo de transportistas por carretera, se les aplica un tipo efectivo atribuible del 20’83% de media.

Un transportista autónomo en el puerto de Pasaia

En próximos años el régimen de módulos desaparecerá –previsiblemente- por lo que los pequeños transportistas, a través de sus asociaciones, vienen planteando la aprobación de una Plan de medidas para una fiscalidad más justa para los autónomos, basado en la neutralidad impositiva hacia el colectivo, y a su vez en el establecimiento de medidas tributarias que fomenten una mayor cotización de los autónomos a la Seguridad Social, a través de una política racional de deducciones, así como de la equiparación de los tipos impositivos de las que disfrutan actualmente las empresas societarias.

Artículo anteriorSe aprueba Real Decreto que refuerza la seguridad de la navegación en los buques de pasaje
Siguiente articuloCoordinadora muestra su cara más solidaria