La Ertzaintza refuerza la inspección de vehículos pesados

A lo largo del 2022, la Ertzaintza llevó a cabo más de 90.000 pruebas, con un resultado de más de 14.000 infracciones descubiertas

La policía autonómica vasca, Ertzaintza, refuerza esta semana la campaña de vigilancia y control de camiones y autobuses. Esta actuación forma parte de un calendario de 38 campañas de Vigilancia y Control de Tráfico y Transporte, que se están llevando a cabo a lo largo de todo el año, con el fin de evitar comportamientos de riesgo.  

Se trata de prevenir accidentes en la red viaria vasca y el objetivo es comprobar que se cumplen las exigencias reglamentariamente establecidas para circular por carreteras de uso público. La campaña finalizará el domingo 25 de febrero.

De esta manera, se controlarán los tiempos de conducción y descanso, verificando el cumplimiento de las horas de conducción permitidas y que se realicen los descansos estipulados. En otro orden de cosas, durante la campaña se controlará el correcto funcionamiento de los tacógrafos y si éstos han sido manipulados.

Recordar que falsear los registros para eludir los controles policiales, se considera un delito de falsedad en documento oficial, castigado con penas de prisión de seis meses a tres años y multa de seis a doce meses en el caso de particulares

En el caso de los camiones se comprobará, además, si la carga excede del peso permitido y la correcta sujeción de la misma. En el caso de los autobuses, se controlará que los viajeros lleven puesto el cinturón de seguridad.

Según la Directora de Tráfico del Gobierno Vasco, Estibaliz Olabarri, las campañas de vigilancia y control están “orientadas a prevenir” infracciones que pueden provocar accidentes graves que pueden tener consecuencias más importantes al tratarse de vehículos de grandes dimensiones, como son los camiones y que transportan a un gran número de personas, en el caso de los autobuses”.