El puerto de Tarragona y la Diputación de Lleida alinean sus intereses logísticos

El presidente del puerto de Tarragona, Saül Garreta, y el presidente de la Diputación de Lleida, Joan Talarn, han tratado temas relacionados con las infraestructuras que Lleida necesita para mejorar su competitividad y eficiencia en el ámbito del transporte ferroviario

El presidente del puerto de Tarragona, Saül Garreta, y el presidente de la Diputación de Lleida, Joan Talarn, se han reunido este miércoles para alinear los intereses del puerto y los de la demarcación de Lleida en el ámbito de la logística. 

Los dos presidentes, acompañados de sus colaboradores, han tratado temas relacionados con las infraestructuras que Lleida necesita para mejorar su competitividad y eficiencia en el ámbito del transporte ferroviario, especialmente en el sector agroalimentario, y reclamar un compromiso a las administraciones competentes para que se hagan las inversiones que necesita la economía de Lleida.

La reunión, que se ha celebrado en la sede de la Diputación de Lleida, ha contado con la participación de técnicos de las dos instituciones para establecer sinergias para una mejor y más rápida comunicación entre las empresas agroalimentarias de las comarcas de Lleida y el puerto de Tarragona. Además, también han hablado de las inversiones que la demarcación de Lleida necesita para reforzar su rol dentro de la cadena logística entre la Península y el resto de Europa. Algunas de las infraestructuras del futuro que se han abordado han sido las futuras autopistas ferroviarias y el desarrollo del polígono de Torreblanca.

El presidente del puerto de Tarragona ha explicado que “las empresas de cereales de Lleida y de Aragón están muy interesadas en que mejore la logística en términos de eficiencia, y no solo en ferrocarril, sino que también hablamos de camiones, de intermodalidad y autopistas ferroviarias”.

Por otro lado, Saül Garreta ha explicado que “ya se han creado grupos de trabajo con empresas del mundo del cereal, en el que se añadirá la Diputación de Lleida para mejorar la cadena logística del sector agroalimentario, pero no solo este, sino el del sector logístico, en general, y de todos los proyectos vinculados a la descarbonización”. Por otra parte, el presidente del puerto de Tarragona también ha añadido que “mejorar toda esta exportación hacia Europa pasa por mejorar la capacidad de la línea de Tarragona hasta Zaragoza, pasando por Lleida, que también forma parte del Corredor ferroviario del Mediterráneo para poder lograr los objetivos marcados por la UE que marcan un 30% de mercancías por ferrocarril para el 2030”. 

Por su parte, el presidente de la Diputación de Lleida ha recordado que “ADIF trabaja en la creación de una autopista ferroviaria para mercancías entre Zaragoza y Tarragona, pero esta opción será insuficiente si no se desdobla totalmente en un segundo tramo de vías férreas”. Para Joan Talarn, este desdoblamiento se le suma “la oportunidad de transformación económica que se nos abre con el proyecto del polígono de Torreblanca-Quatre Pilans como importante hub logístico del Sur de Europa, así como la creación de una estación ferrovioaria intermodal, que tendría que conectar la ciudad de Lleida con el puerto de Tarragona, dada la alta capacidad logística de Lleida, que conectaría el Eje Mediterráneo con el interior, a través de Zaragoza, aprovechando nuestra privilegiada ubicación geográfica”.

Torreblanca 

La reunión también ha abordado el futuro polígono logístico de Torreblanca. Saül Garreta ha explicado que “Torreblanca necesita una terminal ferroviaria operada por empresas profesionales del sector logístico con eficiencia y con seguridad y fiabilidad horaria. Por eso hemos constituido un grupo de trabajo con el departamento de Territori de la Generalitat, CIMALSA y con el puerto de Barcelona, para estudiar la viabilidad de diferentes terminales ferroviarias en Lleida, en el Ebre y en el Penedès”. 

Para el presidente de la Autoridad Portuaria de Tarragona, “el puerto de Tarragona, donde puede aportar más, es en el diseño de las terminales ferroviarias en función de los tráficos marítimos que genere la demanda importadora o exportadora del territorio porque polígonos como Torreblanca den servicio a las empresas del territorio, especialmente las que mueven millones de toneladas de cereales desde el puerto de Tarragona”.