Intermodal Forwarding refuerza su posición en Barcelona con nueva sede

El grupo familiar Vasco ha inaugurado este viernes una nueva sede de Intermodal Forwarding en Barcelona.

Este es el negocio más joven de esta multinacional familiar, que centra sus actividades en el transporte internacional de mercancías por tierra, mar y aire. Con una visión siempre internacional y con la innovación integrada desde su nacimiento, Intermodal Forwarding continúa apostando por el puerto de Barcelona como centro operacional para estar más cerca de sus clientes de esta ciudad, en la que está presente desde el año 2017.

La nueva sede, ubicada en el Edificio Colon, forma parte del proceso de expansión de los 50 años del grupo Vasco, caracterizado siempre por la búsqueda de oportunidades empresariales por todo el planeta. Una visión internacional que permite a Vasco estar presente ya en 10 países en el mundo del transporte, la logística, la consultoría y la innovación: Polonia, República Checa, República Dominicana, Puerto Rico, Mauritania; así como en los principales puertos españoles como Barcelona, Valencia, Bilbao, Vigo, Algeciras o Canarias.

“Con esta nueva oficina de Intermodal Forwarding en Barcelona, Vasco continúa apostando por el trabajo en las áreas más delicadas y complejas del transporte, marítimo, aéreo y terrestre. Intermodal es ya una referencia en el mercado, también en Barcelona, plaza desde la que nuestra optimización de los procesos logísticos son ya una oportunidad para la competitividad de nuestros clientes. Intermodal Forwarding apuesta por la innovación y la tecnología, a través de la cual nuestras personas combinan su expertise y pasión en los proyectos; y como no podía ser de otro modo, es un orgullo para el grupo seguir creciendo desde esta posición tan importante para la logística mundial”, destaca Jon Azarloza, CEO de VASCO.

Para Mikel Lavin, director general de Intermodal Forwarding, “esta nueva sede de Intermodal Forwarding en Barcelona continúa cumpliendo los objetivos de nuestra empresa familiar: crecer siempre desde la vanguardia de las nuevas tecnologías aplicadas a la logística, con una nueva sede digitalizada, fiel a nuestra política de sostenibilidad. Barcelona sigue siendo para las empresas que formamos parte de Vasco una referencia en innovación logística y una ubicación desde la que crecer hacia el mundo. El puerto de Barcelona es hoy un espacio de trabajo para las áreas en los que nuestros clientes más nos necesitan: como las mercancías peligrosas, los transportes de refrigerado y congelados, servicios exprés o la carga sobredimensionada, entre otros. La pandemia nos ha enseñado que no solo hay que estar, hay que crecer cada día junto con nuestros clientes, acompañarlos y estar dispuestos a mejorar sus negocios a través de la logística siempre como una oportunidad, nunca como un proceso inevitable. Estas nuevas oficinas nos permiten estar más cerca de ellos, y ganar accesibilidad y rapidez para incorporarnos a una nueva era en la que la logística será la compañera de esta recuperación económica internacional”.

Anterior artículoUn relevo trascendental
Siguiente artículoEl puerto de Santander bate su récord histórico en tráficos hasta mayo