Puerto de Tarragona: versatilidad e intermodalidad

El puerto de Tarragona está participando estos días en la feria Breakbulk Europe, donde está mostrando su versatilidad favoreciendo el tipo de tráficos de carga general o carga de proyecto.

“Estamos potenciando la intermodalidad, fomentando que haya una diversidad de tráficos, aportando toda la infraestructura y posibilidades que disponemos, con la idea de conectar con nuestra Terminal Guadalajara-Marchamalo y de allí dirigirlo por toda Europa”, explica el presidente del puerto de Tarragona, Saül Garreta.

El muelle de Andalusia del puerto de Tarragona es un ejemplo de esta versatilidad en pro de la eficiencia, ya que pasará de ser una terminal de contenedores a una multipropósito, y que en breve se realizará el concurso de la concesión. Al respecto, “ hemos recibido varias propuestas y me gustaría dejarlo definido en los próximos meses”. La idea de fomentar la multimodalidad se refleja en la idea que tiene la dirección de la Autoridad Portuaria de incluir la Terminal ferroviaria de La Boella, que está conectada el ancho europeo, al mismo concurso, “que sería beneficioso tanto por tasas como por la operativa”, añade el presidente del recito catalán.

Esa multimodalidad se quiere poner en valor con el puerto seco que dispondrá la Autoridad Portuaria de Tarragona (APT) en la citada Terminal Guadalajara-Marchamalo, que actualmente se encuentra en 2ª fase y que constará de una inversión de 23 millones de euros.

Respecto al project cargo, el puerto de Tarragona cuenta con el muelle de Cantàbria que dispone de 45 hectáreas, con 1,5 km de atraques y posibilidad de expandirlo, adaptándose a las necesidades de los tráficos.

Otra de las medidas para fomentar este tipo de tráficos, se centran en la inversión de casi 100 millones euros que generarán 3 muelles: dos relacionados con el ensamblaje de offshore o carga general, y el tercero de 40 h que se construirá una vez se realice el contradique.

“En estos momentos hay 19 empresas que están interesadas en esta localización, por la mano de obra cualificada que hay en la zona, las buenas conexiones y una situación estratégica”, explica Saül Garreta.

Añade que para “poder dar mejor cobertura a la industria del offshore hemos alcanzado un acuerdo con Ports de la Generalitat y otros puertos europeos para que puedan dar cobertura en el mantenimiento, además de actuación directa en cualquier momento de la cadena de este tipo de tráfico”.

Para terminar, Garreta  señala que han modificado el Plan de Empresa del puerto de Tarragona,  decidiendo no ampliar más allá de las cuatro vías que se disponen en la Terminal ferroviaria de La Boella, “ya que en estos momentos no es necesario ampliarla a 8”. Esta inversión será  destinada al muelle de Balears, que es también multipropósito, “dando respuesta a las empresas interesadas de la industria del offshore”, concluye el presidente del puerto de Tarragona.