Itsasmuseum recibe una nueva obra invitada en su colección temporal

El programa “La Obra Invitada” que mantiene el Museo de Bellas Artes de Bilbao con Itsasmuseum ha dado un nuevo paso con la cesión temporal de la pintura “Bilbo MMX” del pintor Jesus Mari Lazkano y propiedad de Ayuntamiento de la Villa. Esta obra panorámica de gran formato (125 x 720 cm), fue creada para la Exposición Universal de Shanghái de 2010 y podrá ser visitada en Itsasmuseum hasta octubre próximo. La obra de Lazkano es la tercera obra que llega a Itsasmuseum en el marco del programa La Obra Invitada, después de la escultura El timonel, del escultor Quintín de Torre y la pintura, El grumete blanco, de Julián de Tellaeche.

En la presentación de la pintura estuvieron presentes Lorea Bilbao, presidenta de Itsasmuseum Bilbao y diputada foral de Euskera, Cultura y Deporte; Juan Mari Aburto, alcalde de Bilbao y presidente de la Fundación Museo de Bellas Artes de Bilbao; el director de Itsasmuseum, Jon Ruigómez; el director del Bellas Artes, Miguel Zugaza, y el propio pintor, Jesus Mari Lazkano, quien explicó que, junto al cuadro se podrán contemplar 10 bocetos que muestran su proceso creativo previo, añaden valor a la experiencia de visita y permiten comprender la complejidad en la creación de la obra.

La obra es de gran formato, 125 x 720 cm, y podrá visitarse hasta el próximo octubre en Itsasmuseum

“Bilbo MMX” es una pintura hiperrealista que, tras pasar 10 años en depósito en el Museo de Bellas Artes de Bilbao, llega a Itsasmuseum para enriquecer la exposición permanente, no sólo por su valor artístico sino también por su coherencia con el discurso del museo. En línea con la misión de difundir la cultura marítima de Bizkaia, Itsasmuseum tiene como objetivo descubrir el universo marítimo que se extiende desde la Ría de Bilbao hasta el Golfo de Bizkaia.

En este contexto, en más de un área expositiva se aborda la relevancia histórica, social y económica de la ría de Bilbao, bien como elemento que nos conecta con la costa de Bizkaia o bien como testigo del nacimiento de Bilbao, primero como puerto y después como Villa, salto en el que la navegabilidad de su ría fue especialmente determinante para el impulso del comercio y la apertura al mundo a través del mar, permitiendo un progreso y un desarrollo sin precedentes en el territorio.

El autor, Jesus Mari Lazkano, con el director de Itsasmuseum, Jon Ruigómez

Esta etapa, que finalizó en la década de los 80 con una crisis industrial sin precedentes, dio paso a un nuevo concepto de ciudad, más vanguardista y con una economía basada en los servicios, la cultura y el conocimiento, magistralmente interpretada por Lazkano en la obra que ahora se presenta al público en Itsasmuseum.

Anterior artículoWallbox elige la Zona Franca de Barcelona para su fábrica de equipos de recarga para vehículos eléctricos
Siguiente artículoEl puerto de Algeciras volverá a priorizar ayudas para las asociaciones benéficas