Jornada lúdica del Propeller Club del País Vasco–Bilbao Port

Miembros del Propeller Club del País Vasco–Bilbao Port han celebrado una nueva jornada lúdica, un encuentro dedicado al disfrute de sus socios, sin programar la habitual charla técnica, pero sin renunciar al trabajo en red. Se trata de la cuarta vez que el club reúne a sus miembros tras la pandemia para una jornada sin otras pretensiones que estrechar los lazos entre sus miembros.

En esta ocasión los miembros de la comitiva visitaron el Faro del Cabo Matxitxako, en Bizkaia, y propiedad del puerto de Bilbao. Se trata de uno de los cuatro principales faros de Bizkaia, Getxo, Gorliz, Santa Catalina, en Lekeitio. El de Matxitxako está situado a más de 50 kilómetros del puerto de Bilbao, en Bermeo. Actuó como guía la responsable de la instalación, técnica de sistemas de navegación, Cristina García Capello, quien mostró a los visitantes tanto la linterna, la torre y el cuarto con equipamiento histórico, como generadores de primeros del siglo XX.

Cuarto de generadores históricos del Faro de Matxitxako

Una vez terminada la visita, los miembros del Propeller Club del País Vasco–Bilbao Port celebraron una Asamblea General extraordinaria en la que se ratificó el ingreso como vocal en la Junta Directiva de Daniel Crespo, quien se hará cargo de las funciones de relación directa con los socios a partir de ahora.

Recordar que en el 2021 los miembros del Propeller Club del País Vasco–Bilbao Port visitaron el estadio de San Mamés, hogar del Athletic Club, mientras que en el 2022 la jornada consistió en un desplazamiento para realizar una visita guiada a las bodegas Eguren Ugarte, situadas en Laguardia, localidad de Rioja Alavesa.

El año pasado la jornada consistió en una visita al frontón Jai-Alai de Gernika (Bizkaia), considerado la catedral de la modalidad de “cesta punta”, una emocionante y vibrante variedad del juego de pelota en frontón.

La asamblea ratificó el nombramiento de Daniel Crespo como nuevo vocal de la Junta Directiva