Justine pone en alerta naranja la costa cantábrica

El final de 2020 y el inicio de 2021 no ha dado tregua en lo meteorológico. Después de Dora, Filomena y Gaetán, llega a la Cornisa Cantábrica la nueva borrasca Justine que ha obligado a activar la alerta naranja para la navegación por la aparición de ola significante de 7 metros el sábado 30 de enero entre las 15:00 y las 24:00 horas. De igual modo, también han sido activados, en las mismas franjas horarias, los avisos amarillos por impacto en costa, cuya incidencia será mayor coincidiendo con la pleamar de la tarde, y por viento en zonas expuestas, especialmente en el litoral y a lo largo de la noche.

Según la Agencia Vasca de Meteorología, Euskalmet, a lo largo del sábado, una profunda borrasca, denominada Justine, se situará al Oeste de las Islas Británicas y su centro se irá desplazando hacia Bretaña, entrando al continente y dirigiéndose el domingo hacia el Mediterráneo.  A partir del domingo, lo más probable es que se forme un pasillo intenso del noroeste entre el anticiclón del Atlántico y las bajas presiones del continente, lo que provocará un fuerte temporal del oeste a partir del sábado, con mala mar, vientos muy fuertes, especialmente en el litoral, y precipitaciones, sobre todo, en la vertiente cantábrica.

El nivel podría ascender a “nivel rojo” durante el sábado 30 de enero

Esta profunda borrasca atlántica originará un fuerte oleaje, el cual crecerá de forma significativa durante la tarde y noche del sábado, de manera que durante las horas centrales la altura de ola significante subirá rápidamente de 3,5 metros, hasta superar los 5 metros durante la tarde, pudiéndose situar en torno a los 7 metros al final del día. Con esta situación, no se descarta que el nivel naranja en navegación pueda evolucionar a nivel rojo. El domingo, 31 de enero, irá disminuyendo la altura de ola, pudiéndose situar por debajo de los 5 metros durante las horas centrales de la jornada, si bien lo más probable es que a últimas horas vuelva a subir, superando los 5 metros, manteniéndose durante el lunes.

Listado de borrascas de gran impacto para el 2021

Debido a las características del oleaje, a partir del sábado por la tarde y durante el domingo, se podrían producir rebases significativos, especialmente en el entorno de las pleamares, y también salpicaduras y rociones en paseos y malecones. Por ello, se activará el nivel amarillo por impacto en costa a partir del sábado por la tarde.

Por otro lado, el sábado, de madrugada, el viento soplará del suroeste, con rachas que podrían rondar los 90-100 km/h en zonas expuestas, si bien por la mañana perderá algo de fuerza e irá girando a oeste-noroeste. A partir de las horas centrales, a medida que el centro de la borrasca se vaya desplazando hacia Bretaña, el viento se irá intensificando, de manera que se activará un aviso amarillo por viento en zonas expuestas ya que las rachas podrían llegar a superar los 100 km/h, sobre todo en el litoral, y especialmente por la noche. En zonas no expuestas cercanas al litoral, las rachas podrían rondar los 70-80 km/h. Ya el domingo por la mañana, el viento irá perdiendo fuerza, pero es probable que por la noche vuelva a intensificarse y el lunes continúe soplando con intensidad.

Anterior artículoLa mercancía en contenedores del puerto de Almería sube un 8%
Siguiente artículoCosco Shipping Ports adquiere el 20% de la terminal RSGT del puerto de Jeddah