La cadena logística está abriendo puertas que no había

El Centro Español de Logística (CEL) reunió de forma virtual a un grupo de expertos de la cadena de suministro española, para poner en común experiencias, detección de las principales problemáticas y propuesta de medidas y soluciones a los que se está enfrentando la logística en la crisis de la pandemia Covid-19.

Moderados por Miguel Quintana, exdirectivode Boyacá, junto a Ramón García, director de Innovación y Proyectos de CEL,realizaron sus aportaciones a la situación actual: Ana Isabel González,directora de Logística para Clientes Globales de Procter & Gamble ypresidente de CEL; Pablo Segovia, Head of Logistics de Unión FenosaDistribución; Bernardo Prida, de la Universidad Carlos III; Andrés Muñoz, de laUniversidad Politécnica de Madrid; Xavier Farrés, director de Desarrollo deNegocio de Miebach;  Manuel Yagüe,director ejecutivo de everis NTT Data, y Pedro Gil Barea, director deTransporte en DIA Group.

Durante el encuentro, se abordó lacomplejidad de este momento, las medidas adoptadas para garantizar elabastecimiento en el corto plazo y la adaptación del sector para dar respuestaante una crisis prolongada.

Entre las aportaciones de los ponentes, destacó la intervención de Ana González, directora de Logística para Clientes Globales de Procter & Gamble, y presidente de CEL, que hizo hincapié en que cuando superemos este momento, las cadenas de suministro no serán iguales, “tenemos que poner en valor la transformación digital, mirar hacia nuestra capacidad para la predicción y, especialmente, apostar por la formación para afrontar los nuevos modelos de trabajo y la captación del talento  que requieren estos tiempos”, comentó.

Pedro Gil, director de Transporteen DIA Group, habló de cómo en el caso de la marca de supermercados, se handuplicado las compras en tienda y quintuplicado en el canal online. Tambiénquiso reconocer la labor de la DGT en la gestión del tráfico y las facilidadespara el aprovisionamiento y la distribución. “Podríamos hablar de cierta involución por la necesidad de olvidar los dogmas y adaptarse al momento. Prima la agilidad, la flexibilidad y sólo se gana con almacenaje”, comentó eldirectivo de DIA Group. 

Además, mencionó cómo antesituaciones críticas, el “flujo tenso” habitual en gran consumo, rompe lacadena, por lo que es necesario reaccionar aumentando la capacidad dealmacenaje, así como el trasvase de profesionales desde otros sectores, laadaptación de grandes superficies, espacio de los operadores o espacios defabricantes hoy parados.  

Al respecto, Pablo Segovia, Headof Logistics de Unión Fenosa Distribución, consideró que ha cambiado laperspectiva y tenemos que dejar de observar únicamente desde el prisma de laeficiencia. Segovia destacó la necesidad de replantearnos la visibilidad de losriesgos. Podemos quedarnos con que “desde un punto de vista de cadena resiliente y más robusta, estaríamos avanzando”.  En el caso de la eléctrica, Sevilla comentócómo tres semanas antes de que se disparase, ya anticiparon suministro que teníanen curso y pudieron adelantarse al estado de alarma.

Andrés Muñoz Machado, profesor ycatedrático de la Universidad Politécnica de Madrid, mencionó la percepción dela población ante los retrasos online y las dificultades de los supermercadosde proximidad para atender a la demanda. Sin embargo, el directivo de DIA Groupobservó que algunas marcas están pendientes de las dos vías, adaptando sustiendas presenciales como depots y ganando músculo de manera interna paraatender a las necesidades del negocio.

Xavier Farrés, director deDesarrollo de Negocio de Miebach, señaló el valor de las lecciones aprendidasde esta situación así como la revisión de paradigmas que se promovían hastaahora. “Estamos abriendo puertas que no había y enfrentándonos problemas a los que no estamos acostumbrados”. Desde su punto de vista, las cadenas de suuministroestán funcionando a corto, medio y largo plazo, en un periodo que exige unaadaptación constante, flexibilidad y sistemas de organización con equipos detrabajo y herramientas diferentes.

Bernardo Prida, profesor ycatedrático de la Universidad Carlos III, observó cómo desde el sistemasanitario, se ha producido un atasco global para el resto de cadenas desuministro que está repercutiendo en un funcionamiento basado en microsistemas.Al respecto, Manuel Yagüe, director ejecutivo de Everis NTT Data, mencionaba ladificultad para tener una visibilidad completa y un modelo de colaboraciónlogística sin estándares establecidos. “La realidad es que son las personas las que están aportando inteligencia a todo esto”, comentó acerca de laimportancia de desarrollar herramientas de identificación de carga yseguimiento que sean comunes para todos los actores de la cadena.

En este sentido, Miguel Quintana hablóde cierto “desorden e ineficiencia” e invitó a organizaciones como el CentroEspañol de Logística a la organización de recursos para canalizar accionescolaborativas. Además, el experto, quiso destacar la relevancia de poner envalor la logística ante la sociedad y resumió el contenido tratado en tresconceptos a superar: la agilidad de las compañías, la colaboración y laimportancia de captar y atraer talento al sector. 

En esta misma línea. concluyóRamón García, “tenemos que ser conscientes de cómo influye la logística en que todo esté conectado y organizado”, y añadió “la inteligencia colectiva y la experiencia de todos nos van a iluminar en el camino al que se enfrenta la cadena de suministro y la sociedad”.

Para finalizar, García resumió lotratado durante el encuentro de expertos en los siguientes términos: coordinación,local versus global, estándares, formación, talento, transformación digital ycolaboración.