La Cambra de Barcelona, partidaria de la ampliación de la tercera pista del aeropuerto de El Prat

La Cambra de Comerç de Barcelona es partidaria de la ampliación de la tercera pista del aeropuerto de El Prat. Una posición contraria a la de la Generalitat, que apuesta por un modelo en el que los aeropuertos de Girona y Reus sean complementarios al de Barcelona. Además, la prolongación de la tercera pista del aeropuerto barcelonés también tiene el rechazo de los municipios colindantes como El Prat por el impacto medioambiental que supondría este proyecto.

La Cambra de Comerç de Barcelona, a propuesta de su comisión de infraestructuras, transportes y movilidad, reclama que se mantengan los calendarios de los proyectos para las inversiones en conectividad y ampliaciones del aeropuerto de Barcelona, “una vez conocido que Aena tiene previsto retrasar sus actuaciones a causa de la crisis sanitaria”. Si finalmente se decidiera así, “habría que avanzar cuanto sea posible en estos proyectos y obtener los consensos necesarios para su ejecución, de tal manera que cuando haya pasado la crisis, se puedan llevar a cabo inmediatamente”, resalta la entidad presidida por Joan Canadell.

“Es importante transmitir esta petición teniendo en cuenta que el operador aeroportuario español tiene que definir el próximo Documento de Regulación Aeroportuaria (DORA), que reflejará las actuaciones para el periodo 2022-2026. Entre estas acciones se encuentra una inversión de 5.000 millones de euros en los aeropuertos de Barcelona y Madrid. Este documento podría verse afectado igualmente por la crisis, dado que el tráfico aéreo no se recuperará hasta dentro de dos años, según las previsiones, pero a la vez puede ser una oportunidad para llevar a cabo estas ampliaciones lo antes posible por las menores afectaciones en lugar de en un momento de plena recuperación”, explica la comisión de la Cambra.

“El modelo por el que hay que trabajar en los próximos años es el de un aeropuerto de Barcelona que crezca según un escenario de crecimiento cualitativo medio/alto y se convierta en un hub de compañía de largo recorrido que mantenga su dominio como principal aeropuerto en número de conexiones intraeuropeas. Aun así, este modelo tiene que contar con los otros aeropuertos catalanes (Girona, Reus, Sabadell y Lleida) en ámbitos de especialización, formación y apoyo”, según la Cambra.

Actuaciones necesarias en Barcelona

Hacen falta una serie de actuaciones para desarrollar este modelo en  el aeropuerto de Barcelona, “la primera de las cuales es la terminal satélite, una actuación ya prevista en el Plan Director del 1999 que Aena vincula con la prolongación de la tercera pista. Sin embargo, la construcción de la terminal satélite se justifica por sí misma porque permitiría aumentar la capacidad nominal de 55 millones de pasajeros a 70 millones, incluso sin la prolongación de la tercera pista”, detalla la comisión de infraestructuras, transportes y movilidad de la Cambra.

La segunda gran actuación necesaria “es la ampliación de la tercera pista para ampliar la cobertura de vuelos intercontinentales. Se tiene que tener en cuenta el impacto medioambiental que tendría esta ampliación para la zona natural de la Ricarda, que requeriría la aprobación previa del proyecto por la Comisión Europea, motivo por el cual Aena tiene que establecer lazos con los ayuntamientos del Prat y Gavà y proponer medidas compensatorias como re-naturalizar áreas pertenecientes al Delta del Llobregat”, refleja el comunicado de la Cambra.

Por otra parte, asegura la Cambra, “la ampliación de la tercera pista, tal y como está planteada, tendrá una limitación de movimientos que habrá que asumir y tenerla en cuenta en el momento de hacer el proyecto. El aterrizaje y el despegue de los aviones afectará, por ejemplo, la operativa de las grúas del puerto, motivo por el que hará falta también estudiar alternativas de configuración de la pista que resuelvan este problema”.

“La ampliación de la tercera pista, tal y como está planteada, tendrá una limitación de movimientos que habrá que asumir y tenerla en cuenta en el momento de hacer el proyecto. El aterrizaje y el despegue de los aviones afectará, por ejemplo, la operativa de las grúas del puerto de Barcelona, motivo por el que hará falta también estudiar alternativas de configuración de la pista que resuelvan este problema”, asegura la Cambra

En definitiva, la Cambra reclama a Aena que “tome la iniciativa sin dilaciones del proceso de concertación territorial imprescindible para lograr un acuerdo que haga viable el proyecto de prolongación de la tercera pista a partir de una estrategia propia de crecimiento sostenible del tráfico aéreo y de una estrategia de enfoque equilibrado respecto de la gestión del impacto acústico y de los usos del suelo en su entorno más inmediato. Y el primer paso por parte de Aena tendría que ser especificar cuál es el aumento de longitud que propone para la tercera pista, que cubra las necesidades que  justifiquen la ampliación”.

Otro proyecto a añadir a la lista es “la ciudad aeroportuaria, que tiene que funcionar como un centro de servicios y negocios que incorpore todas las necesidades del sector aeronáutico, pero también abierto a otros sectores económicos relevantes para la economía metropolitana. Habría que asegurar el inicio de su construcción de inmediato, ya que su desarrollo será previsiblemente gradual y lento. Por último, es necesario completar la llegada de Rodalies a la Terminal 1, con la puesta en servicio
del túnel actualmente en construcción”, reclama la Cambra.

Resto de aeropuertos

La apuesta de la Cambra de Barcelona es por “una red de infraestructuras descentralizada e interconectada. El modelo aeroportuario, pues, pasa necesariamente para conectar los aeropuertos de Girona y Reus con el de Barcelona aprovechando la línea de alta velocidad existente. Esto requeriría diálogo entre Aena y Adif, pero como paso previo habría que detectar los factores clave y estratégicos para impulsar la actividad en Girona y Reus (hangares de reparación, escuelas de formación aeronáutica, etc.)”.

El aeropuerto de Sabadell, por otro lado, “necesita una actualización de sus infraestructuras y mejora de servicios (accesos, digitalización, hangares, etc.) para que pueda seguir siendo un referente de la aviación general y potenciar aquellos elementos que le permitan generar actividad aeronáutica”.

En términos de gobernanza, la gestión de “los aeropuertos de Barcelona, Girona, Reus y Sabadell tiene que ser individualizada, a pesar de que convenientemente coordinada, y con la participación directa de las instituciones y las entidades del territorio. En este sentido, se podría aprovechar más el Comité de Coordinación Aeroportuaria de Catalunya (CCAC) para intervenir en la planificación de los aeropuertos catalanes. También se podrían crear subcomités para cada aeropuerto con representación de Aena”, sostiene la Cambra.“Las propuestas mencionadas no solo contribuirían a la recuperación económica, sino que también supondrían un impulso al desarrollo de futuro, permitiendo una mejor posición a nivel global”, concluye la Cambra de Comerç de Barcelona.

Anterior artículoEstados Unidos paraliza la subida de los aranceles a España
Siguiente artículoLos primeros cruceros de Costa serán solo para italianos