La colaboración portuaria hispano-italiana da un paso adelante en la conferencia de los Propeller Club

La imposibilidad de reuniones presenciales no detiene la actividad de los Propeller Club tanto internacionales como en nuestro país. Así, mediante reuniones telemáticas, se mantiene viva la llama a la espera de poder retomar la normal actividad. Los clubs de Barcelona, Bilbao, Madrid y Algeciras, en colaboración con los clubs de Italia realizaron una jornada en torno a la “Competencia y colaboración marítima: clusters de Italia y España” con la intervención de un importante panel de expertos.

Se puede destacar entre las interesantes ponencias, la propuesta del presidente de la Asociación Italiana de Puertos, Daniele Rossi,para la creación conjunta con Puertos del Estado de “una mesa de diálogo permanente” para debatir y mejorar en aspectos comunes. En este sentido, dijo que los puertos del Mediterráneo europeo “estamos muy damnificados” por la actividad de los puertos africanos (TangerMed en concreto) y debemos colaborar en la identificación de áreas de colaboración entre nuestros puertos”.

Más cooperación para conseguir mayor fortaleza y competitividad

En su ponencia explicó que el transporte marítimo a través del Mediterráneo es primordial y, tras la afecciones originadas por el Covid-19, los puertos italianos están implementando mechas medidas en transición energética, energías verdes, innovación, digitalización, automatización portuaria y tecnología, focalizando las acciones en la “protección de los puestos de trabajo”. A su modo de ver, es el momento de cambiar de paradigma y también de que los puertos españoles e italianos tomen nota de los avances que se están produciendo en los puertos del Norte de Europa.

Principales magnitudes del SSS hispano-italiano

La directora de Operaciones de Puertos del Estado, Mar Chao, recogió el guante ofrecido por Rossi al explicar que merece la pena una mayor cooperación para conseguir más fortaleza y competitividad”. Para OPPE el tráfico entre España e Italia ha sido muy importante históricamente y en estos momentos, más que nunca.  La cooperación entre ambos lados del Mediterráneo debe incrementarse porque “juntos somos más fuertes”, dijo Chao. Explicó que el reto más inmediato es el de la digitalización, para lo que Puertos del Estado ha puesto en marcha SIMPLE, “una plataforma de plataformas” digitales.

El tráfico de los puertos italianos cae por encima de los españoles

El volumen total de tráfico de los puertos italianos disminuyó el 10,7%, aunque la mercancía contenerizada aguantó y creció el 2,7% (Foto: puerto de Ravenna)

Los puertos italianos cerraron el 2020 con un tráfico de 441,9 millones de toneladas, lo que supone un descenso del 10,7% respecto al anterior año. Esta bajada de mercancías es algo superior al -8,6 % experimentado por los puertos españoles en el año del Covid.

Según datos de la Associazione dei Porti Italiani (Assoporti), los principales productos registraron bajadas de volumen, con la excepción del tráfico contenerizado, con 114,3 millones de toneladas y un aumento del 2,7% en el 2020 con respecto al 2019. Por el contrario, en unidades, los 11,7 millones de teus contabilizados, muestran un leve descenso del -0,9%. Esta diferencia es consecuencia de la disminución del 8,3% en los contenedores de importación y exportación que ascendieron a 6,6 millones de teus. Este negativo balance se vio compensados por el aumento del 14% de los contenedores de transbordo (4,1 millones de teus).


Cuatro puntos básicos

La jornada se desarrolló en torno a cuatro ideas: short seas shipping, logística, nuevas energías y puertos. La introducción al evento corrió a cargo de  Umberto Masucci, presidente de International Propeller Clubs de Italia, y contó con las presentaciones de los presidentes de los clubs españoles de Barcelona, Gonzalo Sanchís; Bilbao-País Vasco, Gerardo Tiedemann; Madrid, Miguel Ángel Palomero; y Juan A. Ureta; Algeciras. En la presentación también intervinieron los representantes de los Club Propeller italianos Giorgia Boi, Génova; Riccardo Fuochi, Milán; y Simone Bassi, Ravenna.

Tras las formalidades fue, desde Nápoles,  Alessandro Panaro, de SRM, el encargado de romper el fuego con una ponencia en la que explicó el impacto del Covid en el sector, en el tráfico de contenedores y ofreció una mirad global al sector intramediterráneo. Así explicó que salvo en el 2020, el SSS no ha dejado de incrementarse y prevé que el tránsito de mercancías entre España e Italia crecerá un 15% hasta el 2025, después de haber perdido entre un 6% y un 8% el pasado año. A su entender, las rutas regionales serán las de mayor futuro, toda vez que se consolida la tendencia hacia los megabuques que toquen cada vez menos puertos.

Señaló que la eficiencia logística y la competitividad son los nuevos retos del transporte, señalando la amenaza de puertos africanos, como TangerMed, para los españoles e italianos. Avanzó que el futuro pasa por la instauración de los Puertos 6.0 asentado sobre las bases de la internacionalización, la intermodalidad, la formación, la innovación, el marketing territorial y la sostenibilidad.

Lluís París: “El puerto de Barcelona está en disposición de afrontar sus retos de futuro”

Lluís París, commercial manager del puerto de Barcelona, destacó la “continua evolución” del puerto que ahora sienta las nuevas bases de su futuro con el nuevo Plan Estratégico 2021-2025, focalizándose en la digitalización y la sostenibilidad en sus vertientes económica, social y medioambiental. Explicó París las diversas infraestructuras logísticas del puerto para certificar que “el short sea shipping es una forma de vida” y ello ha posibilitado que el tráfico haya caído menos, un 8%, que la media del puerto, un 11%.

Según su commercial manager, aunque el puerto de Barcelona tiene  líneas de TMDC con el norte de África, el mercado italiano “ofrece multitud de oportunidades de comercio y negocio” y más cuando vuelvan los pasajeros. Se trabaja para incrementar las conexiones y los clientes en ambos lados del Mediterráneo porque “el puerto de Barcelona tiene muchos retos, pero está en disposición de afrontarlos.

Enlazando con esta presentación, en el bloque de SSS intervino Mario Massarotti, general manager de Grimaldi Logistics Spain, quien explicó las inversiones continuadas desde 1999 de su empresa en Barcelona y Valencia. Si bien mencionó las importantes inversiones en las terminales, puso énfasis en la realizada en los buques, destacando los que realizan las rutas desde España. Los nuevos buques ecológicos se están incorporando en estas líneas –“Eco Valencia”, “Eco Barcelona” y próximamente “Eco Livorno”- son los primeros de una serie de 12 unidades en el servicio intramediterráneo. Se trata de buques híbridos, ecológicos, que reducen sus emisiones hasta “cero” en el puerto. Massarotti explicó que la crisis del coronavirus está impactando en sus resultados pero se mostró optimista en un futuro cercano por la confianza que le merece la implicación tanto de la comunidad portuaria como de las autoridades.

Mario Massarotti, General Manager de Grimaldi Logistics Spain

Zeno D’Agostino, CEO de RAM SpA, se quejó de la falta de apoyo específico de la Unión Europea a los puertos mediterráneos en su transición ecológica, puesto que, mientras los puertos europeos invierten cantidades ingentes en este capítulo, la UE no hace distinciones positivas con enclaves extracomunitarios con actitudes más relajadas al respecto.

Por su parte,  Matteo Catani, CEO Grandi Navi Veloci, explicó también sus grandes inversiones en los últimos 20 años, centradas ahora en la dotación de buques propulsados por GNL y señaló que el short sea shipping es “la fórmula logística más interesante entre España e Italia”.

En el apartado logístico, intervinieron Tomás Pellisé, gerente de Barcelona Container Depot y vicepresidente de ARCE, y Marcello Di Caterina, vicepresidente de ALIS.

Pellisé destacó que la presión de las navieras para conseguir contenedores ha sido una constante y más con la congestión derivada de la crisis sanitaria. El envío de contenedores vacíos a China está provocando una escasez de éstos para la exportación europea y americana y una elevación de los precios. Si añadimos las congestiones sobrevenidas por el Brexit, la crisis de ausencia de contenedores se agudiza. Frente a ello, “los depots estamos trabajando al 100%” en la reparación y puesta a disposición de unidades.

 Por su parte,  Di Caterina explicó los fundamentos de ALIS que acoge en su seno a un importante número de puertos, cargadores y líneas marítimas involucradas en el SSS. Entre sus reivindicaciones, solicitó que el sector se considere “esencial y su personal pase a ser “prioritario en las políticas de vacunación anti-Covid”.

El GNL como alternativa

La parte dedicada a las nuevas energías contó con las ponencias de  Valentina Infante, de Edison  Small Scale LNG, y Georges Bassoul, director general de Baleària. Ambos confirmaron que el GNL es la energía de transición entre el modelo de combustibles fósiles altamente contaminantes y las nuevas energías verdes, como el hidrógeno, que aún tardarán en llegar. Infante explicó las inversiones en el puerto de Ravenna para el bunkering de gas a los buques, instalaciones que comenzarán a suministrar combustible en octubre, así como otros proyectos en diversos puertos italianos. La colaboración hispano-italiana está asegurada porque desde el 2020 Edison colabora en distintos proyectos con Enagas, incluyendo el intercambio accionarial.

Bassoul, por su parte, explicó que “la sostenibilidad es una seña de identidad” de Baleària, que ha invertido más de 230 millones de euros en nuevas construcciones o remotorizaciones de 6 de sus 28 buques en operación para traspasarlos al GNL, un combustible que está en su horizonte desde hace 8 años. Anunció la próxima incorporación a la flota del “Eleanor Roosevelt”, el primer fast-ferry del mundo alimentado por gas, y mostró su esperanza en recuperarlas inversiones a partir de que se reinicie el tráfico de pasajeros y por el ahorro conseguido gracias a los nuevos carburantes.

Mar Chao y Daniele Rossi
Anterior artículoExtremadura dota a su nueva Estrategia Logística con 700 millones
Siguiente artículoEl desequilibrio import-export genera un déficit de contenedores vacíos en el puerto de Valencia