La Competencia europea convocará consultas para conocer el estado del mercado de los contenedores

Las asociaciones europeas de cargadores, ESC, y de transitarios, logísticos y agentes de aduanas, CLECAT, han mantenido una reunión virtual con la Dirección General de la Competencia de la Comisión Europea, como continuación de los contactos mantenidos en referencia a la situación del tráfico marítimo de contenedores.

Tanto ESC como CLECAT se han referido a la “caótica” situación “sin precedentes” del mercado de los contenedores. Ambos colectivos han presentado cifras relacionadas con el deterioro de los servicios marítimos: el incremento de los blank sailings, que en algunas rutas llegan a más de un 30%; una disminución del cumplimiento de escala, con solo un porcentaje del 50% de los buques que llegaron a tiempo durante el último año; y especialmente “las escandalosas” subidas de precios que “los usuarios aceptan para poder cargar sus mercancías”. Estos sobrecostes, añaden ESC y CLECAT, “ponen a numerosas pymes en una situación de pérdidas económicas y de negocio”.

Estos hechos, citan cargadores y operadores logísticos fueron “refrendados por la evidente escasez de contenedores vacíos; el incumplimiento de las tarifas de los contratos vigentes; la aplicación de tarifas al contado de hasta 16.000 dólares por teu, o de varios recargos a pesar de la aceptación de los cargadores de tarifas muy altas”.

La Comisión, según explica un comunicado de la ESC, ha respondido que es consciente de la situación actual del mercado, incluidas las recientes subidas de precios, que, desde su punto de vista, “se debieron principalmente a la disminución y al aumento de la demanda como consecuencia de la crisis del Covid-19”. Al mismo tiempo, la Comisión indica que “las subidas de precios como tales no se consideran una justificación para iniciar una investigación”.

La DG de la Competencia explica que para el mercado europeo solo hay 2 circunstancias en las que la Comisión Europea tiene todos los derechos para iniciar un examen:

  • Una vez que se realice la revisión formal de los Consorcios BER (Consortia Block Exemption Regulation): en este caso, se solicitará a los carriers que entreguen datos, y también se invitará a otras partes interesadas a proporcionar información.
  • En el contexto de una denuncia legal: en este caso, una denuncia legal debe basarse en hechos y contener pruebas suficientemente sólidas de infracciones de los artículos 101 y / o 102 TFUE.

Sin embargo, alentada por ESC y CLECAT, la DG de la Competencia de la Comisión Europea ha reconocido que “esta situación global necesita de una visión global y, por lo tanto, merece la pena reemprender contactos con las autoridades de competencia marítimas de otras partes del mundo (el último diálogo a tres bandas con la FMC de EE UU y el Ministerio de Comercio de China tuvo lugar en el 2019)”.

Además, la Comisión sugiere que establecerá un diálogo con todos los participantes del mercado con el fin de encontrar un enfoque común a los problemas actuales y establecer un plan de acción sobre el ecosistema en general.

Como resultado de esta reunión, ESC considerará con CLECAT si existe un caso para presentar una denuncia oficial ante la Comisión Europea.

ESC subraya que “el sistema está desequilibrado, ya que los pocos carriers existentes proporcionarán datos que se considerarán la fuente de información principal y relevante, mientras que del lado de los cargadores es muy difícil procesar información con una multitud de datos procedentes de miles de fuentes”.

En particular, ESC resalta la responsabilidad específica que los carriers deben disponer a cambio de la protección que tienen las leyes de competencia estándar. Esta protección ha sido otorgada a los carriers de todo el mundo (en Europa, por el Consorcio BER): “Las alianzas de carriers son ahora los `guardianes del comercio internacional´, ya que desempeñan un papel crucial en la competitividad de muchas empresas. No deberían abusar de estos privilegios como parece ser el caso”, resalta la European Shippers’Council (ESC).

Por lo tanto, finaliza el comunicado de ESC, “las compañías marítimas y sus asociaciones deben actuar de inmediato sobre la situación actual para normalizarla lo antes posible y colaborar plenamente para encontrar formas y medios para evitar casos similares en el futuro”.

Anterior artículoLos buques de Baleària realizan el 96% de los bunkering de GNL de los puertos españoles
Siguiente artículoJavier López Marcano celebra su cumpleaños como consejero de Cantabria