La comunidad portuaria de Valencia colabora en el proyecto “No plàstic”

El primer balance del 2020 indica que las empresas dela comunidad portuaria de Valencia adheridas al proyecto “No plàstic”, hanseguido luchando por la eliminación total del plástico en su día a día. Lallegada de la pandemia ha añadido nuevas dificultadas a ese objetivo, ya que lamayor demanda de recipientes de un solo uso ha hecho ampliar los esfuerzos dereciclaje. Pese a esta dificultad añadida, son muchas las empresas que hannotificado la casi total eliminación del plástico, además de un refuerzosignificativo de las medidas de reutilización y reciclaje.

Durante todo el 2019, la campaña “No plàstic” promovida por el Centro Portuario de Empleo de Valencia (CPEV), Ecoport Autoridad Portuaria de Valencia y Aportem – Puerto Solidario Valencia, consiguió una reducción inicial de entre un 50% y un 100% de los residuos plásticos. En el 2020, pese a la pandemia y las dificultades añadidas que ha traído consigo, se ha seguido avanzando en esa línea, con medidas especialmente imaginativas que dejan cerca el objetivo de la eliminación total del plástico. El proyecto “No plàstic” está respaldado por más de veinte de empresas, asociaciones e instituciones, que suponen una amplísima representación del sector portuario valenciano.

Hacia la eliminación total del plástico

Según los datos suministrados por las empresas, latendencia general sigue siendo la eliminación total de plástico en máquinas decafé y de agua, así como la supresión de las botellas de plástico y susustitución por jarras y vasos de cristal. Una de las soluciones más extendidaha sido la entrega a cada empleado de una botella y/o un vaso personalizadopara que no se recurra a los recipientes de usar y tirar.

La actuación en las empresas ha trascendido inclusodel ámbito laboral, ya que, además de acciones formativas entre las plantillas,se han organizado distintas iniciativas encaminadas a llevar la concienciaciónmedioambiental a las familias de los empleados.

Las instituciones implicadas han confirmado que, endeterminadas licitaciones, como las de suministro de agua, ya es condiciónimprescindible que contemplen la eliminación del plástico, para sustituirlospor envases de cartón o similares.

Previsiones optimistas

A primeros del 2019 se fijó, como uno de losobjetivos para la campaña “No plástic”, la eliminación de un millón debotellitas de plástico al año. Aunque ese extremo es complicado de cuantificar,los datos suministrados por las empresas hacen ser optimistas, ya que muchas deellas están implementando medidas contra el plástico en todas las delegacionesde todas sus empresas.

Otro dato significativo es la reducción de ítems deplástico en las navieras de pasajeros, con reducciones que llegan, en algunasnavieras, a más de millón y medio de unidades al año, entre platos, cubiertos,cañitas y vasos, al haber sustituido el plástico por madera u otros materialesreciclables.

También en los muelles

Se espera que en los próximos meses se puedaavanzar especialmente en la lucha contra el plástico. Por un lado, en cuantoamaine la pandemia, el uso de envases individuales quedará de nuevo apartado.Por otro lado, está previsto que se complete la campaña de entrega de botellasde agua reutilizable y la instalación de fuentes en los muelles, para que elcolectivo estibador pueda acabar de sumarse a esta iniciativa ecológica. Demomento, se han repartido ya entre los portuarios 967 botellas metálicas de usopersonal y reutilizable, para que se puedan ir eliminando las botellas deplástico también de los muelles, tal y como ya se ha hecho de forma contundenteen las empresas portuarias valencianas.