La construcción naval aprecia el apoyo público a la I+D+i

El Consejo de Administración y el Patronato de la Sociedad para el Estudio de los Recursos Marítimos, Soermar, ha sido clausurado por el director general de Industria y de la Pequeña y Mediana Empresa, Galo Gutiérrez. En el acto, se refirió a la preparación del PERTE (Proyecto Estratégico para la Recuperación y Transformación Económica) del sector naval para que sea aprobado por el Consejo de Ministros en los primeros meses del 2022 y dijo que su objetivo es “elevar el nivel tecnológico de las empresas del sector”. 

Al evento acudieron, entre otros, Luis Magro, Mario Cardama, José Romero, José Carlos Álvarez, José Alberto Barreras, Fernando Henríquez, Diego Colón, Jordi Llinares, Alfonso Carneros, Luis Muñiz, José Antonio Gutiérrez y Juan Moreno, además de la directora general de Soermar, Eva María Novoa. Ésta transmitió el agradecimiento de los pequeños y medianos astilleros privados a los que representa esta entidad por el “arduo trabajo realizado por el equipo del Ministerio para la elaboración y aprobación del Real Decreto 1071/2021 de ayudas al sector de construcción naval en materia de investigación y desarrollo e innovación”, aprobado el pasado 7 de diciembre en Consejo de Ministros. 

Según el director general de Industria y Pyme, esta Norma pretende ser un instrumento que “facilite la gestión y mire hacia el futuro”, y permita a los astilleros participar “en un mercado muy competitivo”. Destacó también Galo Gutiérrez que, “alineado con los PERTE”, amplía el campo de actuación a la industria auxiliar del sector naval, simplifica los trámites administrativos y elimina los límites de las ayudas por el tamaño del buque. Asimismo, reconoció y agradeció la colaboración de los astilleros para su desarrollo y redacción. En este sentido, animó a Soermar a “coordinar y preparar proyectos”. Señalar que la Sociedad engloba a 18 de los principales pequeños y medianos astilleros privados españoles, representando al sector ante las diferentes instituciones públicas, al tiempo que fomenta y desarrolla la investigación cooperativa entre los astilleros y las empresas relacionadas con la construcción naval y el sector marítimo.

Respecto al PERTE naval, Galo Gutiérrez subrayó que se pretende que sea un proyecto de cadena de valor. Para ello, actuará en tres campos: el aumento de la diversificación, la digitalización de la cadena de valor y los avances medioambientales, sin dejar de lado la elevación de la cualificación y formación de los trabajadores del sector.