La industria del gas espera la adaptación de la actual Ley de puertos al bunkering de GNL

Sedigas, la Asociación Española del Gas, espera la adaptación de la actual Ley de puertos al nuevo Reglamento Europeo, así como una adecuada regulación del bunkering de gas natural licuado (GNL) que refuerce la apuesta de este nuevo servicio portuario. Así lo ha afirmado la presidenta de Sedigas, Rosa María Sanz, en el webinar celebrado hoy sobre la “Situación actual y perspectivas de futuro del Bunkering en España” en el que han participado también la presidenta de la Autoridad Portuaria de Barcelona, Mercè Conesa y el director de Explotación de Puertos del Estado, Leandro Melgar, en la apertura de la jornada online.

Sanz ha señalado que “es necesaria una Ley de Puertos adaptada al nuevo Reglamento Europeo para proteger de manera decidida la salud de las personas gracias a la mejora de la calidad del aire que ofrece el GNL. “El sector gasista ofrece toda su disponibilidad para seguir trabajando en un modelo de pliegos y también con la adaptación a la Ley” ha concluido.

En los puertos el bunkering es decisivo para la reducción de emisiones

En los puertos, la regulación del bunkering o suministro de combustible a los buques, es decisiva en la reducción de emisiones que contribuya a un aire más limpio. El 24 de marzo del año pasado se comenzó a aplicar el Reglamento 2017/352 de la Unión Europea, que aportó una gran novedad: el cambio en la naturaleza jurídica del servicio de bunkering en los puertos, pasando de ser un servicio comercial a uno portuario, y por lo tanto, con obligaciones de servicio público. En este documento, también se considera servicio de bunkering al suministro con combustibles gaseosos, incluyendo por lo tanto al gas natural principalmente en su formato líquido (GNL).

Sedigas tiene preparado una serie de propuestas y sugerencias para seguir trabajando en la adecuación de la nueva normativa a las necesidades técnicas propias del suministro con GNL, así como los criterios generales para la prestación del servicio, con el objetivo que sirvan de referencia a las autoridades portuarias en la nueva redacción de pliegos de condiciones particulares de cada puerto.

El GNL en el transporte marítimo

El GNL como combustible es ya una realidad tecnológica para el transporte marítimo de mercancías y de pasajeros en España, al poder emplearse en buques de distinto tipo de uso. Además, al establecer unos peajes de bunkering competitivos frente a puertos cercanos, España puede atraer al mercado incipiente y aumentar la competitividad de los puertos.

España es el país europeo con mayor número de plantas de regasificación, lo que le sitúa a la cabeza de la Unión Europea y capacidad de almacenamiento de GNL. Gracias a su situación geoestratégica y las inversiones realizadas para potenciar la actividad de bunkering de GNL, queda patente el potencial existente en España para desarrollar este servicio en el transporte marítimo.

Aliado adecuado para alcanzar los objetivos de descarbonización

El sector del transporte marítimo también está comprometido en la lucha contra el cambio climático. Así lo demuestra la Organización Marítima Internacional (OMI) y la Unión Europea al decidir implantar un límite máximo del contenido de azufre del combustible de uso marítimo del 0,5% desde este mismo año, y para zonas ECA del 0,1%. Como medida de acompañamiento, la OMI también ha aprobado una resolución para prohibir el transporte fueloil no reglamentario destinado a ser utilizado en la propulsión o el funcionamiento a bordo del buque.

Así, el gas se presenta como un agente clave en lograr una transición ordenada y viable hacia un nuevo modelo energético. Este combustible es abundante, económicamente competitivo y con menor impacto ambiental que los derivados del petróleo, lo que le convierte en el aliado adecuado para alcanzar los objetivos de descarbonización de la Unión Europea. Asimismo, el gas natural permite mejorar la calidad del aire de los puertos y las ciudades, sin requerir el desarrollo de infraestructuras adicionales.

Mercè Conesa pide cooperar para el desarrollo del GNL en el transporte marítimo

Mercè Conesa, presidenta del puerto de Barcelona, durante el webinar de la Asociación Española del Gas



La presidenta del puerto de Barcelona, Mercè Conesa, ha vuelto a confirmar esta mañana en el webinar de Sedigas que “el GNL debe ser un aliado para la reducción de los gases de efecto invernaderos”, y que para el desarrollo del gas natural como combustible de buques y de movilidad  son necesarias alianzas para compartir experiencias. Mercè Conesa manifestó que el puerto de Barcelona “apuesta por el GNL, pero para el desarrollo de este sistema no es suficiente solo con un puerto, por lo que es importante que podamos compartir métodos con otros puertos, empresas de bunkering y compañías gaseras”.

La presidenta del puerto de Barcelona mostró gran confianza en “los proyectos pilotos para demostrar la viabilidad del GNL en la movilidad”.

El puerto de Barcelona realiza el 60% de las operaciones de suministro de GNL ship to ship

El puerto de Barcelona realiza el 60% de las operaciones de suministro de GNL ship to ship que se efectúan en los puertos españoles, explicó Mercè Conesa. “En el último año realizamos 18 operaciones ship to ship y suministramos 37.200 m3 de GNL a buques”.  Con estas cifras, “nos consolidamos como uno de los principales puertos capaces y avanzados para hacer este tipo de bunkering con gabarra”.

La infraestructura catalana, añadió Conesa, “ha realizado un total de 52 operaciones de suministros de GNL a buques, 22 de las cuales se han realizado mediante gabarra y 30 con camiones cisterna, por lo que habríamos transferido en la historia de nuestro puerto un total de 50.000 m3 de gas natural”.

Estos volúmenes, siguió la presidenta del puerto de Barcelona, muestran que “hemos iniciado un camino en el que evidentemente aún tenemos que avanzar”.

El puerto de Barcelona está promocionado la utilización del GNL. “En nuestro puerto hemos impulsado una serie de bonificaciones específicas para motivar el uso del GNL como alternativa”, recordó Conesa.

“Desde el puerto de Barcelona nos hemos alineado en los compromisos y objetivos contra la emergencia climática”, resaltó la presidenta de la Autoridad Portuaria. Es en este importante propósito “el GNL debe ser un aliado para cumplir con la reducción de los gases de efecto invernadero”.

Para conseguir la descarbonización en los entornos portuarios, Conesa admitió que “el camino es largo, pero no tenemos ninguna duda que si vamos todos juntos y defendemos que el gas natural es el combustible alternativo más limpio para el transporte marítimo, será uno de los combustibles que nos permitirá funcionar a corto,  medio y también a largo plazo”.

Anterior artículoPost-Covid-19: “Este será el baile para los guapos”
Siguiente artículoLa actividad exportadora prosigue en el puerto de Baiona