La logística navarra elige al puerto de Barcelona para su conectividad

El paulatino incremento de conexiones ferroviarias entre Navarra y el puerto de Barcelona se ha acelerado considerablemente en los últimos meses. Desde que en 2012 se inauguró la Terminal Intermodal de Navarra (TIN) con una conexión semanal hacia la Terminal BEST del puerto catalán, cada año se ha ido sumando una nueva salida semanal. A principios de marzo se oficializó la sexta conexión semanal Pamplona-Barcelona-Pamplona y ya se está planteando añadir una séptima salida, dado el impulso político y empresarial navarro por un transporte económica y medioambientalmente más sostenible.

En este contexto, el consejero de Cohesión Territorial de Navarra, Bernardo Ciriza, ha visitado el puerto de Barcelona, acompañado de la directora general de Transportes, Berta Miranda. Allí han sido recibidos por el director de Relaciones Corporativas de Hutchison Ports Best, Javier Mª Vidal; y Pablo García, director general de Synergy, el “brazo logístico” de la compañía.

Tal y como hemos venido informando, las conexiones ferroviarias entre el centro logístico de Noaín (Navarra) han ido en constante incremento y para 2020 se prevé que se alcance la cifra total de 650 trenes de mercancías, frente a los 520 de 2019, produciéndose un incremento anual de 130 trenes. En volumen, las previsiones indican que en el año en curso podrían alcanzarse unas 840.000 toneladas, con un incremento de 170.000 más con respecto a 2019, año en el que se transportaron un total de 669.600 toneladas, y pasando de 28.000 a 35.000 TEUs.

Siete conexiones semanales Pamplona-Barcelona

Según fuentes del Departamento de Cohesión Territorial navarro, estas cifras podrían incrementarse próximamente, puesto que las previsiones que maneja son de que en próximas semanas se necesiten siete trenes semanales para poder atender las demandas de las empresas, que cada vez más, optan por este tipo de transporte más sostenible.

Estrategia logística ferroviaria

El Gobierno de Navarra, desde la Dirección General de Transportes, trabaja en evaluar y proponer medidas que permitan incrementar la cuota del transporte ferroviario de mercancías a medio-largo plazo. Se trata de una línea de trabajo en consonancia con las políticas de la Unión Europea que abogan por avanzar hacia un transporte de mercancías más sostenible e intermodal.

Cabe recordar que un incremento del transporte ferroviario de mercancías posibilitará la reducción del número de camiones que circulan por las carreteras a medio-largo plazo, permitiendo descongestionar las vías y aminorar el desgaste de las infraestructuras viarias, así como una disminución de las emisiones de CO2. La oferta de transporte por ferrocarril ha conseguido retirara 73.000 camiones de la carreta y evitar la emisión de 100.000 toneladas de CO2 desde su implantación en 2012.

Hutchison Ports Best estará unido por ferrocarril siete veces por semana con Navarra

Cabe recordar que es el operador logístico Gimex/Synergy el que opera en exclusiva desde el año 2012 este servicio de transporte ferroviario de mercancías entre Barcelona (Terminal Marítima Hutchison Ports BEST) y Noáin (TIN). Esta compañía también obtuvo el citado año la concesión para la explotación de la Terminal TIN situada en Noáin, que ocupa una superficie total de unas 35 Hectáreas e integra el transporte de mercancías por carretera y ferrocarril.

Desde la puesta en funcionamiento de este servicio en 2012, se han efectuado 2.000 trayectos ferroviarios. En 2012 operaba un tren de mercancías a la semana (viaje de ida y vuelta); en 2014 se aumentó a dos trenes semanales; un año después, en 2015, a tres trenes semanales; el incremento a cuatro trenes semanales llegaría a lo largo de 2016; y, en 2019, se alcanzó la cifra de cinco trenes a la semana. Desde este mes de marzo son seis los que conectan la Terminal Intermodal de Noain con el Puerto de Barcelona.

También es reseñable el impulso que esta conexión va a recibir con la apertura del servicio multimodal y transfronterizo que Synergy ha presentado, en colaboración con el puerto de Baiona, al entramado logístico y empresarial vascofrancés, uniendo el Atlántico y el Mediterráneo con un centro de consolidación en Navarra, gestionado por Gimex.

Anterior artículoLa mayoría de las empresas no disponen de mecanismos contra los ciberataques
Siguiente artículoLas familias Witty y Azarloza, una larga historia en común