La Marina recuerda su vinculación con el agua como motor de su transformación

Con el lema “Aigua, font de vida”, el barrio de la Marina de Barcelona inauguró un ciclo de exposiciones y charlas para recordar cómo el agua le ha dado riqueza, ocio, pero también destrucción a través de la playa de Can Tunis, el Canal de la Infanta y el río Llobregat. Ahora, algunos de estos lugares forman parte de la memoria colectiva, que pretende mantenerse viva con una serie de conferencias que contarán con la participación de diferentes historiadores y expertos.

La inauguración se llevó a cabo el pasado 2 de octubre en la Biblioteca Francesc Candel con poemas de José María Pérez y una exposición fotográfica que recorre la relación del barrio de la Marina con el agua, especialmente su vinculación con la playa de Can Tunis, ahora desaparecida tras la ampliación del puerto de Barcelona. José María Pérez y Adolfo Romagosa, principales organizadores de la exposición y extrabajadores del puerto de Barcelona, recordaron el pasado marítimo del barrio.

“Esta exposición nació después de un proceso en el que descubrimos cómo la Farola del Llobregat había sido testimonio de la transformación de todo un territorio, y utilizamos como hilo conductor el río Llobregat”, comentaba Romagosa, añadiendo que no solo creaba riqueza por las industrias y campos agrícolas que se concentraban a su alrededor, sino que también generaba destrucción cuando se desbordaba. En definitiva, “Aigua, font de vida” habla de cómo el agua ha formado de la historia de un barrio que ahora busca recuperar su vinculación con su bien más valioso.

Adolfo Romagosa presentando la exposición frente a vecinos de la Marina en la Biblioteca Francesc Candel

La exposición estará abierta al público hasta el 30 de noviembre en la Biblioteca Francesc Candel. Le seguirán charlas sobre el motor económico del río Llobregat desde los primeros campos agrícolas hasta la revolución industrial pasando por la actualidad, talleres para aprender hacer papel reciclado, y conferencias sobre la importancia que tuvo el Canal de la Infanta para la zona y sobre cómo el Llobregat ha contribuido al aprovisionamiento de agua para toda Barcelona.

Asistentes a la exposición observando las fotografías sobre las inundaciones que provocaba el Llobregat

Por otro lado, se hablará sobre la transformación del territorio y especialmente sobre el desvío de la desembocadura del río Llobregat 2 kms al Sur. Y es que es una de las obras de ingeniería más importantes que se han hecho en la zona durante las últimas décadas. Marc García, ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, acompañado de Joan Alemany, economista e historiador, hablarán de cómo la ampliación del puerto de Barcelona propició el desvío, además de otros factores.

Además de José María Pérez y Adolfo Romagosa, en la organización del ciclo han participado La Marina Viva, la Biblioteca Francesc Candel, Artistes de la Marina y la Associació de Comerciants La Marina, y ha contado con el soporte de Pla de Barris de Barcelona y el Pla de Desenvolupament Comunitari.