Cuatrocientos vecinos de La Marina conocen sus vínculos históricos con el puerto de Barcelona

Vecinos de La Marina pudieron visitar nuevamente la Farola del puerto de Barcelona

Cerca de 400 vecinos de La Marina visitaron el sábado 1 de julio la Farola del puerto de Barcelona. De esta manera, pudieron conocer y recuperar los recuerdos de lo que supuso el también conocido como faro del Llobregat: un espacio de ocio que fue la playa de la gente de la Marina antes de que pasase a formar parte la infraestructura portuaria. La organización de esta numerosa visita coincidió con el Día Mundial de las ayudas a la navegación marítima en el que los faros son los máximos protagonistas.

La Farola se ha convertido en el nuevo símbolo de La Marina, y en el vínculo que ha supuesto la recuperación de las relaciones entre el puerto de Barcelona y un barrio colindante con una ciudadanía que necesita y desea conocer la aportación de la actividad portuaria a la economía y a la sociedad.

Para tender estas ya sólidas relaciones puerto-La Marina han sido fundamentales, José María Pérez y Adolfo Romagosa, antiguos profesionales del puerto de Barcelona, y entidades como la Associació La Marina Viva y la Associació de Comerciants La Marina. Estas personas y organizaciones, junto la colaboración del puerto de Barcelona, hicieron posible el 1 de julio organizar la logística de autocares que permitió desplazar 400 vecinos de La Marinia hasta la Farola. Distribuidos en grupos y acompañados por guías, los visitantes pudieron conocer los detalles del puerto como motor económico, y por supuesto, algunos de ellos, recuperar emotivos recuerdos de su juventud y niñez en la Farola y al lado del mar.

Uno de los grupos que visitó la Farola del puerto de Barcelona

La visita de los vecinos de La Marina a la Farola, contó con una destacada presencia del equipo directivo del puerto de Barcelona, liderado por su presidente Lluís Salvadó, acompañado por José Alberto Carbonell, director general, Agustí Filomeno, jefe de Gabinete de Presidencia y Relaciona Institucionales, Catalina Grimalt, subdirectora general de Recursos y Organización Interna, y Santiago Otero, director de Auditoría Interna y de la Oficina Técnica. Asimismo, destacar que la delegación llegó a la farola acompañando a la consellera de Territori, Ester Capella, que por primera vez visitaba el puerto catalán como máxima responsable de infraestructuras del Gobierno catalán.

Primera visita de Ester Capella como consellera de Territori al puerto de Barcelona

El presidente del puerto de Barcelona, Lluís Salvadó, y la consellera de Territori de la Generalitat, Ester Capella, en la exposición del faro del Llobregat

La consellera de Territori de la Generalitat, Ester Capella, también visitó el sábado 1 de julio la  Farola del puerto de Barcelona. Acompañada por parte del equipo directivo del puerto, encabezado por su presidente Lluís Salvadó, Ester Capella también conoció la misma mañana las terminales del recinto portuario. De esta manera, la visita se convirtió en la primera que realizaba la consellera Capella al puerto catalán desde que fue nombrada responsable de Territori en junio de este año.


Lluís Salvadó y Ester Capella atendiendo a las explicaciones de la exposición que se encuentra dentro de la Farola

Lluís Salvadó: “En julio queremos hacer una reunión general con todas las asociaciones de vecinos de todos los barrios y poder crear un espacio en el que, con una frecuencia trimestral, podamos sentarnos y explicar todo aquello que estamos haciendo en el puerto de Barcelona”

Por su parte, Lluís Salvadó, presidente del puerto de Barcelona, explicó el sábado que la visita a la Farola era una jornada muy emocional por el vecindario de la Marina, sobre todo por aquellas personas que tienen una edad como para recordar lo que era este espacio antes del despliegue del puerto de Barcelona. Hoy hemos podido organizar esta visita donde han participado vecinos del barrio de la Marina”, a lo que añadió que “para el puerto de Barcelona es un orgullo poder facilitar que un día al año se pueda recuperar este espacio abriéndolo y recuperando la historia, además de poder mostrar un espacio que en estos momentos está en plena actividad”.

Asimismo, el presidente del puerto de Barcelona explicó la intención de mejorar la comunicación y la interacción entre los barrios cercanos y el puerto de Barcelona. “Hemos empezado a hablar con los vecinos, asociaciones y comerciantes de La Marina de cómo mejorar la interacción. En julio queremos hacer una reunión general con todas las asociaciones de vecinos de todos los barrios y poder crear un espacio en el que, con una frecuencia trimestral, podamos sentarnos y explicar todo aquello que estamos haciendo en el puerto de Barcelona. De esta manera tendremos un espacio de comunicación y se podrán escuchar propuestas e ideas para que el puerto de Barcelona esté abierto a la ciudadanía”, afirmó.

En la misma línea, Lluís Salvadó explicó que “el puerto de Barcelona quiere acercarse a la ciudadanía y es una de las cuestiones que queremos trabajar, que el puerto salga y se acerque a barrios periféricos, desde la Barceloneta hasta El Prat del Llobregat, pero sin dejar de hacer actividades donde la ciudad puede entrar al puerto”.

Por este motivo, Lluís Salvadó resaltó que el puerto de Barcelona ya está pensando en abrirse todavía más a la ciudad. “El puerto de Barcelona tiene diferentes ámbitos: el ámbito más industrial, un espacio de uso intensivo donde hay mucho tráfico y no es un espacio para el ocio, y la parte del Port Vell, que ya tiene contemplado un proceso de nueva apertura el cual se ha acelerado por las obras de la Copa América”. Y finalizó diciendo que “en el puerto de Barcelona cada año entran 19 millones de personas. Ya es un puerto de los más abiertos a nivel global, pero queremos serlo mucho más y mediante proyectos muy concretos, en dos o tres años, el Port Vell será más accesible para la ciudadanía de lo que lo que es en estos momentos”.

Imágenes de la visita de los vecinos de la Marina a la Farola