La muestra de grabados del puerto de Valencia recibe más de 2.000 visitantes

La muestra “La història gravada del port de València”, que se exhibe desde el pasado 8 de octubre en el Edificio del Reloj, puede considerarse un auténtico éxito. En solo 6 días, 2.142 personas se han acercado al emblemático edificio del puerto de Valencia para adentrarse en esta exposición que, a través de grabados, recoge una retrospectiva del puerto de Valencia entre finales del siglo XVII y el siglo XIX. La exposición estará abierta al público hasta el próximo 10 de noviembre.

En el marco de esta exposición se exhibe una joya a color del plano delpuerto de Valencia y vista del Grao, obra de Antoni Josef Cavanilles que datade 1795. Además, gracias a la colaboración de la Catedral de València y de laDirección General de Cultura y Patrimonio de la Generalitat Valenciana, ya esvisible en el Micalet una réplica del “telégrafo portuario” que permitía amitad del siglo XIX, informar de la llegada de los buques comerciales y suprocedencia o destino.

El telégrafo portuario instalado en el Micalet vuelve a funcionar como nexo deunión entre el puerto y la ciudad atrayendo visitantes de un punto a otro de Valencia

Con estas cifras, la muestra se ha convertido en la exposición que mayorexpectación ha suscitado. En concreto, los días festivos han sido los de mayorafluencia de personas, destacando especialmente ayer domingo cuando la muestrarecibió a cerca de 900 visitantes tanto valencianos como del resto de España yde otros países del mundo.

A este éxito, ha contribuido, sin duda, el telégrafo portuario y visualinstalado en el Micalet. Así, tal y como explican los encargados de laexposición, este telégrafo actúa nuevamente – curiosamente, 180 años después – comonexo de unión entre el puerto y el centro de la ciudad; de manera quevisitantes que han accedido a la muestra deciden acercarse después al Micalet yviceversa. Todos los visitantes han mostrado interés por conocer cómofuncionaban las comunicaciones en el siglo XIX. Asimismo, también ha suscitado numeroso interés el taller realizado enel marco de la muestra en el que se enseña a realizar un grabado siguiendo lastécnicas de la época. Tanto adultos como niños han tenido la oportunidad derealizar su propio grabado y disfrutar de un recuerdo de su paso por laexposición.