Las mujeres jugarán un importante papel en el relevo generacional

El transporte es uno de los sectores más masculinizados. Ha quedado constatado este martes en una mesa redonda de la BWAW, organizada por el Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB), donde se ha hablado del liderazgo femenino en el sector público, y en la que han intervenido la subdirectora general de Organización y Recursos Internos del puerto de Barcelona, Catalina Grimalt, y la secretaria general de Transporte Terrestre del Ministerio de Transportes, Marta Elia Serrano, quienes han señalado este aspecto como un problema a abordar.

“En el transporte terrestre -mercancías y personas-, menos del 10% de los conductores somos mujeres”, ha introducido Marta Elia Serrano. La secretaria general de Transporte Terrestre ha puesto en evidencia que “el sector se sigue viendo como un oficio para hombres”, un fenómeno cuya raíz es “cultural”, ya que en la misma televisión y desde bien pequeñas, las jóvenes consumen dibujos animados en los que “la gran mayoría de conductores son hombres”.

Serrano ha apuntado a la necesidad de que haya “referentes” mujeres, para lo que ha señalado a la televisión pública como una herramienta en la que se muestre que el transporte puede asumirse tanto por parte de hombres como de mujeres. “Tenemos que poder imaginarnos conduciendo un autobús o un camión”, ha requerido Serrano, y más todavía “en un contexto de falta de mano de obra”, en el que “no podemos perder la vocación de la mitad de la población”.

marta elia serrano
Durante la mesa redonda, se ha hablado del papel que tiene el sector público para fomentar la igualdad de género

El sector del transporte se apunta el reto de la igualdad

Si el sector del transporte es un ámbito masculinizado, “en el marítimo, ya no os digo nada”, ha lamentado Catalina Grimalt.

En su caso, no solo lo dice desde su experiencia dentro del sector portuario, sino también desde el campo tecnológico como exdirectora de Sistemas de Información del recinto catalán, ámbitos “plenamente dominados por hombres”. No obstante, reivindica el papel del puerto como ente público: “Llevamos la avanzadilla, pero nuestra obligación es hacer las cosas bien” para que esto se traslade al ecosistema portuario.

Catalina Grimalt ha confiado en que el “relevo generacional” que se está experimentando en estos momentos sea una “oportunidad para pensar cómo atraer talento”, para el que las mujeres pueden jugar un papel importante, como ya había mencionado Serrano. La subdirectora general de Organización y Recursos Internos del recinto barcelonés también ha apelado a la producción cultural como una forma de “dar visibilidad a las mujeres” en el segmento del transporte.

Grimalt ha concluido su intervención con una metáfora para entender el aprendizaje que debe hacer la sociedad en materia de igualdad: “Cuando eres pequeño, crees que sabes conducir, aunque en realidad no sabes y tampoco eres consciente de tu desconocimiento. El paso siguiente es ser consciente de que no sabes, y es cuando te apuntas a una autoescuela a estudiar y saber cuándo debes poner el ‘freno de emergencia’.

Una vez tienes el carnet, necesitas un acompañamiento, atender a unas normas y finalizar el aprendizaje, y no es algo de un día para otro”. Se trata de un desafío que ya mencionó la semana pasada la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante su visita al DFactory de Barcelona.

En ella, Montero incidió también en la necesidad de “aprovechar el talento de la mitad de la población”, y más en un contexto en el que la falta de mano de obra en diferentes ámbitos comienza a ser un problema, como se ha evidenciado en la mesa redonda celebrada este martes.