Primera piedra de La Pasiega, pulmón logístico del puerto de Santander

El Centro Logístico e Industrial de La Pasiega, pulmón imprescindible para la expansión tierra adentro del puerto de Santander, va tomando forma con el simbólico acto de colocación de la primera piedra. Tras 18 años de tramitación, las obras de la primera fase tienen un plazo de ejecución de 30 meses y se prevé que concluyan en febrero de 2026. La totalidad del proyecto tiene un horizonte de finalización hacia el año 2032, aunque las autoridades locales tienen la intención de adelantarlo en lo posible.

Los hitos de construcción se sitúan en el 2026, primera fase, y 2032, finalización de la totalidad del proyecto

La Pasiega se localiza a 12 km del puerto de Santander, a 10 km de las terminales ferroviarias de mercancías en Muriedas y Torrelavega y a 11 kilómetros del aeropuerto Seve Ballesteros. Además, está conectada a 4 autovías, de momento libres de peaje, y a la carretera convencional Santander-Burgos.

En relación a las conexiones ferroviarias, la línea Santander-Palencia de ancho ibérico convencional atraviesa el área de actuación en dirección norte-sur, lo que permite la comunicación con la Meseta y con Madrid, y facilita el acceso a las terminales ferroviarias de mercancías de Muriedas, que conecta con el puerto de Santander; de Torrelavega, especializada en transporte intermodal, y de Mataporquera.

Una inversión de 120 millones

La construcción del Centro Logístico e Industrial de La Pasiega, considerado como Plan Singular de Interés Regional (PSIR), supondrá una inversión de 120 millones de euros en una superficie de 200 hectáreas brutas. El proyecto incluye una estación intermodal de 140.343 metros cuadrados.

María José Sáenz de Buruaga entierra la primera piedra de La Pasiega
María José Sáenz de Buruaga entierra la primera piedra de La Pasiega

La primera fase, al sur de la vía del ferrocarril, permitirá la construcción de 500.000 metros de parcelas para uso logístico industrial sobre una superficie de 1,3 millones de metros cuadrados. Esta fase tiene presupuestada una inversión de 40,2 millones de euros donde los presupuestos cántabros destina ya 10 millones para 2025 y otros 10 para 2025.

Por su parte, los actuales Prepuestos Generales del Estado han consignado 22 millones de euros para esta obra -11 millones ya desembolsados- además de una línea de crédito, autorizada por el ICAF, por valor de 34 millones de euros.

El proyecto de Revilla arranca sin Revilla

El acto protocolario ha estado presidido por María José Sáenz de Buruaga, actual presidenta de Cantabria, quien ha recordado que este proyecto es fruto de la iniciativa y constancia del anterior jefe del ejecutivo regional, Miguel Ángel Revilla, quien se encontraba ausente, de viaje fuera de la provincia.

Sí se encontraba entre los asistentes Javier López Marcano, que fue consejero de Industria, Turismo, Innovación, Transporte y Comercio en la pasada legislatura, otro de los impulsores del proyecto. También tuvo un lugar destacado el aún presidente del puerto de Santander, Francisco Martín, un baluarte en la defensa de esta inversión para dotar al puerto de mayor capacidad logística.

En su intervención inaugural de la Semana Portuaria de Santander hizo referencia a la importancia de esta actuación, secundado por Teófila Martínez, presidenta de RETE, Asociación Internacional para la colaboración entre Puertos y Ciudades y presidenta de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Cádiz.

Buruaga, Quiñones Caramés y Arasti
Buruaga, Quiñones, Caramés y Arasti introducen en la urna los periódicos del día, las monedas de curso legal y una copia de los planos de la obra (Foto: Raúl Lucio)

El acto protocolario ha reunido a una amplia representación institucional de la Comunidad Autónoma, entre la que ha destacado la presencia del consejero de Industria, Eduardo Arasti; del Consejero de Fomento, Ordenación del Territorio y Medio Ambiente, Roberto Media; y de otros miembros del Ejecutivo cántabro; la presidenta del Parlamento; María José González Revuelta; la delegada del Gobierno, Ainoa Quiñones; el presidente de la Cámara de Comercio, Modesto Piñeiro; y el alcalde de Piélagos, Carlos Caramés. También hubo una nutrida representación de la comunidad logístico-portuaria.

Reindustrializar Cantabria

María José Sáenz de Buruaga, realizó una intervención ante los reunidos antes de enterrar físicamente la primera piedra, parlamento en el que señaló que La Pasiega es “un proyecto de todos que beneficia a todos”, por lo que solicitó una mayor intervención del Gobierno Central, quien no envió representantes al acto protocolario, más allá de Ainoa Quiñones.

Buruaga ha urgido al Ministerio de Transportes a presentar cuanto antes el estudio de viabilidad técnica y económica, previsto para abril y que ahora tiene fijada fecha a finales de septiembre.

También ha presionado para lograr una estación ferroviaria intermodal para “dar sentido al centro logístico” porque sin ella, La Pasiega no pasa de ser un «polígono muy grande y muy bien situado» que contribuiría a resolver el «grave problema de falta de suelo industrial» que arrastra Cantabria, pero no llegaría a ser ni una plataforma logística intermodal, ni una zona de expansión y un factor de competitividad del puerto de Santander.

La Pasiega será un “polo de atracción para futuros desarrollos industriales y logísticos”, según Buruaga para quien, además, va a contribuir de manera decisiva al objetivo de “reindustrializar Cantabria” y elevar el peso del sector industrial hasta el 25% del PIB regional. Para lograrlo, se van a impulsar los polígonos de Las Excavadas y la Hilera en Torrelavega; la Vega; en Campoo; El Vallegón, en Laredo; y las dos áreas industriales proyectadas en el entorno de la A-8, concretamente, en Cabezón de la Sal y en Penagos-Santa María de Cayón.