Finalizan las obras del paso subterráneo que conecta con la ZAL del puerto de Tarragona

La segunda fase de conexión entre la ZAL y la rotonda de la Piconadora finalizarán antes de este verano

Las obras del paso subterráneo de la C-31B que conectarán la ZAL del puerto de Tarragona con la rotonda de La Piconadora han finalizado. Se trata de un avance “muy importante” para la primera fase de obras de este vial, que tiene un presupuesto de adjudicación de 5.258.338 euros (IVA incluido) y se espera que la obra final de toda la conexión finalice este verano.

El puerto de Tarragona prevé tener la primera fase de obras terminada y que los vehículos puedan circular por el ramal de la C-31 con normalidad durante la primavera, del mismo modo que también entrarán en funcionamiento los enlaces del lado Norte de la ZAL.

Por su parte, la segunda fase de las obras consistirá en la construcción de los enlaces del lado Sur, y se prevé que finalicen este mes de junio. 

La construcción de esta conexión de la ZAL la dotará de un vial exclusivo para vehículos pesados, y permitirá conectar la ZAL con las vías de alta capacidad de la A-7 y la AP-7.

La obra forma parte de las intervenciones que el puerto de Tarragona está desarrollando para conectar la ZAL con la red general de carreteras
La obra forma parte de las intervenciones que el puerto de Tarragona está desarrollando para conectar la ZAL con la red general de carreteras

Desarrollo de la ZAL

La Zona de Actividades Logísticas del puerto de Tarragona se está desarrollando en diferentes fases, comenzando por los accesos y su conectividad con las principales vías de comunicaciones del territorio, como son la C-31, la A-7 y la AP-7.

El vial perimetral es el primero de los tres proyectos. La obra se adjudicó en septiembre del 2021 a la UTE formada por Eiffage-GICSA-Morell por un importe de 3.337.868,96€ (sin IVA). Las tareas se iniciaron en octubre del 2021 y ya están finalizadas. Cuenta con 1.300 metros de calzada, cuatro carriles (dos por sentido) y con dos rotondas intermedias.

Por su parte, el puerto Tarragona finalizó las obras de desvío del canal de drenaje de las aguas pluviales de Vila-seca y de las carreteras A-7, C-31b y TV-3146. El proyecto tenía un plazo de ejecución de 8 meses y un presupuesto de más de 1,2 millones de euros, una intervención que se terminó durante el mes de junio de 2023.

Por último, la rotonda de acceso a la ZAL del puerto Tarragona, licitada el pasado mes de junio y financiada por el puerto de Tarragona, se situará en el cruce entre la C-31B, la TV-3146 y el nuevo acceso a la ZAL. La obra también incluirá la construcción de los ramales de conexión y tareas complementarias, y cuenta con una inversión de 3,1 millones de euros (con IVA). Se prevé que las obras se inicien este mes de enero con un plazo de ejecución de 10 meses.