La ruta marítima Bilbao-Rosslare transporta 1.000 unidades de carga al mes

La ruta marítima conecta Bilbao con Rosslare, en Irlanda y operada por Brittany Ferries desde el 2018 transporta más de 1.000 unidades de carga al mes sumando 7.874 unidades en los primeros ocho meses de este año. Estos datos suponen un incremento del 70% -o 3.246 unidades más- que en el 2020, año en el que comenzó la conexión entre estos puertos. La vía irlandesa se ha convertido en una nueva fórmula para atender el mercado de las islas británicas tras el Brexit.

Desde abril, la ruta ha transportado más de 1.000 camiones y remolques cada mes

La línea que une España con Irlanda fue inaugurada por Brittany Ferries en el 2018 uniendo Santander y Cork. Desde entonces, la ruta que actualmente conecta los puertos de Bilbao y Rosslare, se ha convertido en imprescindible para transportistas y operadores logísticos. El número de empresas que utilizan el servicio ha crecido un 70% desde el primer año y los últimos datos recogidos muestran cambios en la forma en que muchas empresas de transporte mueven las mercancías a través del continente.

En este sentido, se refleja una de las tendencias más importantes del sector, y es que el volumen de mercancía no acompañada en la ruta ha aumentado un 46% en sólo un año ya que son varias las empresas que han establecido acuerdos con socios del otro lado del Mar de Irlanda y del Golfo de Vizcaya. Así, los transportistas españoles pueden recoger las cargas no acompañadas que llegan desde Irlanda, y los irlandeses las que llegan desde España.

El puerto de Bilbao es pieza clave par las conexiones de Brittany Ferries con Irlanda

Influencia Brexit

Según Simon Wagstaff, director de carga de la compañía, «Brittany Ferries tiene un largo historial de pruebas en el mercado con nuevas rutas, nuevos buques y nuevas ideas» y a pesar de que el inicio de la conexión España-Irlanda “no fue fácil, nos mantuvimos porque pudimos anticipar el cambio». Cabe recordar que en un primer momento, Brittany Ferries inició la ruta entre los puertos de Santander y Cork, conexión que se cambió por la Bilbao-Rosslare en enero del pasado año.

Desde Brittany Ferries sabían que había que facilitar lo que se conoció como el “Brexit by-pass”, lo que significaba presentar alternativas al puente terrestre del Reino Unido para los transportistas de la Península Ibérica e Irlanda. En segundo lugar, la llegada del Covid coincidió con un movimiento hacia las cargas no acompañadas. Y como empresa, “estábamos perfectamente preparados para atender esta tendencia creciente en el sector» señala Wagstaff.

La carga no acompañada crece un 46% en un año

En Irlanda, Brittany Ferries opera desde dos puertos: Rosslare y Cork. Rosslare además de estar conectado con Bilbao, también lo está con Cherburgo, en Normandía. Los servicios de Cork, más orientados al tráfico de pasajeros, conectan con Roscoff. El servicio Bilbao – Rosslare opera dos veces por semana en cada dirección, con salidas desde Rosslare los miércoles y viernes, y desde Bilbao los jueves y domingos.