La sostenibilidad medioambiental, vía de competitividad empresarial

El Basque Ecodesign Center, en colaboración con Ihobe y el Cluster de Movilidad y Logística de Euskadi (MLC-ITS Euskadi) han elaborado el “Informe de Vigilancia y Competitividad Ambiental” del sector. El objetivo del estudio es impulsar a las empresas vascas a adoptar la mejora ambiental como una política corporativa que asegure su competitividad y sostenibilidad futuras. Los resultados de este trabajo se han presentado en un webinar, en el que se han repasado las principales estrategias de ecodiseño aplicadas al sector y se han presentado algunos de los programas que apoyan su implantación en las empresas.

Cuatro tendencias

En este marco, el informe se estructura en base a cuatro tendencias de investigación claves en el sector de la movilidad y la logística: los vehículos sostenibles, la movilidad conectada, el smart mobility, y la logística 4.0 y recoge novedades tecnológicas y estrategias públicas asociadas a cada una de ellas.

El informe analiza cuatro tendencias de investigación orientadas a convertir necesidades ambientales en nuevas oportunidades de competitividad y negocio

Portada del Informe elaborado por Basque Ecodesign Center, con la colaboración de Ihobe y el Cluster de Movilidad y Logística de Euskadi

Además, cuenta con un apartado sobre economía circular, en el que se plantea que el cambio hacia ese modelo pasa por convertir en oportunidades las necesidades ambientales que van surgiendo con el paso del tiempo, incluyendo no sólo nuevas propuestas tecnológicas, sino identificando nuevos nichos de negocio.

Marco institucional

En el año 2018, el desplazamiento de personas y mercancías por carretera supuso el 74 % de las emisiones totales de CO2 del sector transporte. Con la intención de reducir el impacto ambiental del sector de la movilidad y la logística, la Unión Europea está modificando algunas leyes existentes y trabaja en el desarrollo de un nuevo marco legislativo para tecnologías y mercados emergentes. Al mismo tiempo, está promoviendo distintos proyectos e iniciativas a escala continental. Sus objetivos son fomentar el uso de medios de transporte que utilicen combustibles alternativos e implantar infraestructuras que cuenten con tecnologías inteligentes de transporte conectadas y cooperativas (C-ITS). Entre los proyectos promovidos por la Unión Europea destacan, entre otros, el Trans-European Network of Transport (TEN-T), el Mecanismo Conectar Europa o el proyecto C-Roads.

Del mismo modo, persiguiendo reducir los daños generados al medio ambiente, algunas ciudades europeas han aplicado planes de movilidad urbana sostenible. En estos planes se incluyen medidas para controlar el acceso de los vehículos a la ciudad, potenciar el transporte público, mejorar los servicios de movilidad, etc.

Por su parte, en Euskadi se ha aprobado la Estrategia de Economía Circular del País Vasco 2030. En ella, se destaca que el cambio hacia una economía circular del sector de la movilidad (automoción y aeronáutico), junto con el sector del metal, supondrían la mitad del potencial ahorro del consumo de materias primas del sector industrial.

Anterior artículoEl puerto Barcelona dispone del único escáner para contenedores del sistema portuario, capaz de inspeccionar en remoto
Siguiente artículoEl Ministerio de Transportes dirige su estructura hacia la movilidad sostenible