La tecnología y el OEA revolucionarán las aduanas del futuro

El último acto técnico antes del cierre del evento disruptor BNEW fue una jornada encuadrada en su sector BCostoms, con un debate dedicado al futuro de las Aduanas tras la crisis de la Covid-19. El panel de expertos, totalmente digital, estuvo constituido por Juan Opertti, CEF de Hemiston desde Uruguay; Carolina Palma, de Ernst & Young, desde Costa Rica, y Sandra Corcuera, del Banco Interamericano de Desarrollo, desde Washington.

El OEA es un instrumento de confianza en el comercio exterior y debe ser fortalecido

Juan Opertti, CEF de Hemiston

Los ponentes coincidieron en que la crisis sanitaria ha supuesto un “punto de inflexión” en la adopción de medidas tecnológicas para la agilización de los trámites, la facilitación del comercio y la automatización de procesos sin renegar de la fiscalización. En este sentido también quisieron poner el valor la figura del Operador Económico Autorizado (OEA) como elemento de confianza en el intercambio comercial. En este sentido, se llamó a fortalecer esta figura por parte de todos los países y Aduanas para hacer efectivas todas las ventajas que, como elemento de seguridad y confianza, merece.

Sandra Corcuera, del Banco Interamericano de Desarrollo

Según Sandra Corcuera, la pandemia ha dibujado un escenario inesperado que ha pillado desprevenido a todos los sectores, también al aduanero, que sin embargo ha sabido trabajar con agilidad y dar una “excelente respuesta” tomando medidas que suponen “un antes y un después”. Carolina Palma dijo que el PIB latinoamericano se ha contraído entre un 7 y 9% por el cierre de fronteras y la obstaculización del comercio. Es aquí donde las Aduanas se pueden convertir en parte fundamentales de la agenda de recuperación económica, basándose, además, en sinergias con el sector privado.

La colaboración público-privada, defendida también por Juan Opertti, es “un activo de futuro” con tres pilares fundamentales: la facilitación, la fiscalización y la automatización. En este campo, la irrupción de las tecnologías como el Blockchain, IoT, Big Data, o el Machine Learning pueden ayudar a una recuperación económica y a la reactivación del comercio, como ya está sucediendo con el e-commerce. Junto a la tecnología, los países y sus Aduanas deben colaborar entre sí, y con sus operadores privados, en robustecer la gestión de riesgo, mejorar las infraestructuras fronterizas y aumentar la formación de las personas para convertirse así en “un eslabón resiliente de la cadena de suministro”.

Carolina Palma, de Ernst & Young

En clave de futuro, los conferenciantes llamaron a una “nueva era” de colaboración y de tecnología que apuntale un crecimiento económico que en algunos países de Latinoamérica ha retrocedido más de 10 años.

Anterior artículoLatinoamérica se posiciona como polo de atracción para la deslocalización de empresas
Siguiente artículoLa Estación Marítima de Santander avanza con paso firme