La terminal BEST de Barcelona simplifica las gestiones aduaneras

BEST, terminal de contenedores del puerto de Barcelona, ha obtenido los certificados de Operador Económico Autorizado (OEA) y de Almacén de Depósito Temporal (ADT)

Hutchison Ports BEST, terminal de contenedores del puerto de Barcelona, ha obtenido el estatus de Operador Económico Autorizado (OEA) y de Almacén de Depósito Temporal (ADT).

“El hecho de que la terminal ostente el estatus de OEA y ADT, y adopte un nuevo papel activo en el control aduanero, convirtiéndose en una pieza fundamental con gestiones definidas y responsabilidades asociadas, redundará en una mayor seguridad para la comunidad logística y para los actores que participen en el comercio internacional”, remarca un comunicado de BEST.

En ese sentido BEST, ha acometido todas las inversiones necesarias para habilitar sus instalaciones como Almacén de Deposito Temporal y desarrollar e implantar nuevos sistemas electrónicos, tal y como se detalla en el CAU.

“Con el fin de poder asumir estas nuevas responsabilidades aduaneras de una forma eficiente es aconsejable obtener el estatus de Operador Económico Aduanero (OEA), y es por ello por lo que BEST se ha sometido a una auditoria exhaustiva por parte de la Aduana, para poder acreditarse como una empresa solvente, formada en asuntos aduaneros y de alta calidad en sus procesos internos”, añade la terminal de capital de Hong Kong.

El director general de BEST, Guillermo Belcastro afirma que “la obtención del OEA nos posiciona como un socio de confianza de la administración de Aduanas, reforzando nuestro espíritu de colaboración mutua. Adicionalmente, el nuevo marco regulatorio, nos permite profundizar en las gestiones aduaneras que se produzcan en la terminal, simplificando de esta manera la operativa de nuestros clientes”.

Según explica BEST, “la participación de las terminales en la prestación de servicios aduaneros es una realidad y todo un éxito de integración y eficiencia en el Norte de Europa, desde ya hace muchos años, y proporciona no sólo una mayor agilidad en el movimiento de la carga y una mejor integración en los sistemas electrónicos con las administraciones aduaneras, sino por el hecho de tener un papel activo en la cadena logística. Ello permite profundizar en las gestiones aduaneras que se produzcan en la terminal, facilitando a nuestros clientes la simplificación de todas las gestiones que hasta la fecha han realizado otros actores de la cadena logística internacional”.

“Desde la llegada del buque a puerto, en las primeras 24 horas (prorrogables a 72 horas si así lo autoriza la Aduana) desde la activación de la declaración sumaria (DSDT), se ha de declarar un destino aduanero, bien sea el despacho definitivo (a través de una DUA), o cualquier otro de los destinos aduaneros previstos en la legislación vigente. Siendo la terminal un ADT, es muy probable que se pueda ofrecer el servicio de vincular la mercancía al ADT de la terminal, desde el que luego se puedan realizar los siguientes trámites hasta un destino aduanero definitivo, explican desde BEST.

Otra de las novedades destacables es la tramitación y comunicación de la terminal marítima con los ADT de segunda línea, que también deben ser OEA, en el movimiento de mercancías entre diferentes depósitos temporales. Según los procedimientos contemplados en el CAU debe ser la terminal, como almacén de origen, quien preste el servicio de comunicación con la Aduana de ese traslado, con un mensaje llamado G5, en régimen suspensivo de impuestos aduaneros.

“En definitiva, se inicia una nueva época en la que las terminales jugaran un papel decisivo en la prestación de servicios aduaneros, ya no sólo en su ámbito físico, sino también fuera del mismo, y que llevará asociada una oferta de prestación de servicios aduaneros por parte de la terminal”, concluye el comunicado de la terminal de contenedores del muelle Prat del puerto de Barcelona.

Anterior artículoLa Zona Franca de Barcelona tendrá una pionera estación de hidrógeno para vehículos
Siguiente artículoEl puerto de Barcelona celebra el Día Internacional de los Archivos con una actividad para toda la familia