La UE concede 23.000 m€ en seis años para proyectos de transporte

El Parlamento Europeo ha aprobado el programa actualizado del Mecanismo Conectar Europa (MCE), acordado entre el Parlamento y el Consejo en marzo pasado, dotándolo con un presupuesto de 30.000 millones de euros para el período 2021-2027, para la financiación de proyectos de transporte (fundamentalmente ferroviarios), digitales y energéticos con efectos positivos a nivel europeo.

El nuevo Mecanismo garantizará que los proyectos transeuropeos esenciales, como el Corredor Mediterráneo, la implementación de infraestructura de carga para combustibles alternativos y el despliegue de cobertura 5G a importantes ejes de transporte concluyan en el plazo previsto para 2030. Los eurodiputados se aseguraron de que el 60% de los fondos del MCE irán a proyectos que contribuyan a alcanzar los objetivos climáticos de la UE, mientras que el 15% de los fondos del pilar energético se destinarán a proyectos transfronterizos de energías renovables.

El Mecanismo Conectar Europa actualizado entrará en vigor una vez que las nuevas normas se hayan publicado en el Diario Oficial de la Unión Europea, normas que se aplicarán retroactivamente a partir del 1 de enero de 2021. Por su parte, los Estados miembros dispondrán de dos años para preparar la aplicación de las normas de racionalización de la RTE-T.

Proyectos para la próxima generación

El MCE se estructura en torno a tres pilares: unos 23.000 millones de euros se destinan a proyectos de transporte, 5.000 millones a proyectos energéticos y 2 000 millones a proyectos digitales. Alrededor de 10.000 millones de euros asignados a proyectos de transporte transfronterizo provendrán de los Fondos de Cohesión y ayudarán a los países de la UE a solucionar la falta de conexiones de transporte ya identificadas. Por último, 1.400 millones se dedicarán a terminar lo antes posible los principales proyectos de enlaces ferroviarios transfronterizos, que la Comisión seleccionará de forma competitiva.

En el sector digital, el MCE apoyará el desarrollo de proyectos de interés común, como redes digitales seguras y de muy alta capacidad y sistemas 5G, así como la digitalización de las redes de transporte y energía. Otro objetivo del programa será lograr que las redes energéticas sean más interoperables y garantizar que los proyectos financiados se ajusten a los planes climáticos y energéticos nacionales y de la UE.

Marian-Jean Marinescu, ponente de la Comisión de Transportes y Turismo del Parlamento Europeo

Acelerar los proyectos de transporte

El Parlamento Europeo también adoptó nuevas normas para la red transeuropea de transporte (RTE-T), acordadas con el Consejo, que simplifican los procedimientos de concesión de autorizaciones para los proyectos de RTE-T. Su objetivo es facilitar que se concluyan dichos proyectos. Los Estados miembros deberán designar un punto de contacto para el promotor de cada proyecto y velar por que obtener permiso para ponerlos en marcha no requiera más de cuatro años.

El eurodiputado rumano Marian-Jean Marinescu, ponente de la Comisión de Transportes y Turismo, señala que el remozado MCE modernizará las conexiones de transporte por toda la UE, ayudando a Europa a hacer frente al desafío de descarbonización y contribuyendo a que el slogan “cambia al tren” se haga realidad. “Completar las conexiones pendientes también incentivará el movimiento de las personas y los bienes”, dijo Marinescu. Por su parte, el francés Dominique Riquet destaca que “lograr los objetivos del Pacto Verde no será posible si no mejoramos las infraestructuras para la transición digital y medioambiental. El nuevo programa comienza en el momento justo para asegurar esta transición”. Por último, la ponente finlandesa Henna Virkkunen dice que el MCE financiará proyectos clave para la conectividad transfronteriza y las energías renovables, y ayudará a Europa a dar un salto hacia una economía digital y basada en la neutralidad climática. “Esto es fundamental para asegurar nuestra competitividad».

Anterior artículoEl “Ever Given”, liberado
Siguiente artículoThe Alliance reduce en 10 días el transit time entre el puerto de Barcelona y el Far East