El puerto de Santander finaliza las obras de la Dársena de Molnedo

Tras una inversión de cercana al millón de euros y tras medio año de obras, el presidente del puerto de Santander, César Díaz, ha anunciado el final de las obras de reordenación de la lámina de agua de la Dársena de Molnedo.

Señala Díaz que, con la nueva disposición, tanto los usuarios como las embarcaciones amarradas en Molnedo “gozarán de nuevas infraestructuras que les permitirán realizar sus maniobras con mayor comodidad”, y ha explicado que estas obras “eran necesarias para mejorar la seguridad y la operatividad de las instalaciones”.

Los trabajos han consistido en la eliminación de todo tipo de estructuras sumergidas, la hinca de pilotes, la instalación de pantalanes flotantes para el atraque de embarcaciones deportivas, así como la canalización para suministro eléctrico a las instalaciones de la concesión y la mejora del control de accesos.

Las obras forman parte del compromiso de inversión adquirido por los concesionarios con el puerto de Santander y con esta actuación, la Autoridad Portuaria finaliza la reordenación de la lámina de agua de la dársena de Molnedo cumpliendo con la obligación de mantener las instalaciones en el mejor estado posible y reforzando la funcionalidad y la seguridad del conjunto.

Cuatro concesiones deportivas

La concesión, otorgada al Grupo Deportivo del Mar hasta el año 2035, cuenta con 111 amarres de esloras de entre 4 y 7 metros; mientras que la otorgada a la Agrupación Deportiva Cultural Molnedo hasta el año 2036, dispone de 102 amarres con las mismas características.

Estos trabajos se suman a los ya realizados en el 2022 por el Club Deportivo Amigos de Puertochico en sus instalaciones de Molnedo y a los ejecutados por el Real Club Marítimo de Santander de sustitución del rompeolas flotante que protege la dársena, como parte de las condiciones de las concesiones otorgada por el puerto de Santander hasta el 2037, en el primer caso y durante 25 años en el segundo.