Las empresas del sector deben implicarse cada vez más en el modelo formativo

Eduard Rodés

Director de la Escola Europea Intermodal - Transport

“Una de las grandes carencias es la rigidez del entorno educativo oficial. En la actualidad la logística no es ni siquiera una familia profesional. Queda enmarcada en Comercio y Márqueting en la que convive con otras materias que no tienen nada que ver”

Eduard Rodés, director de la Escola Europea – Intermodal Transport, explica que su opinión y grado de conocimiento sobre el estado de la formación logística “se centran principalmente en Catalunya y en el sector logístico-portuario. “En España hay realidades diversas respecto a la estructura sectorial y la formación en logística, y nuestra visión es actualmente parcial”.

“Cuando hablamos de formación hay que hacerlo desde la perspectiva de que abarca desde que un joven realiza su formación inicial hasta la formación continua para profesionales, pasando por la formación ocupacional. Tenemos grados medios, grados superiores, grados universitarios, postgrados, doctorados, postdoctorados y un sinfín de maestrías y cursos de especialización. En la parte de la oferta participan centros públicos, publico-privados y privados. Esto puede parecer una enorme oferta, pero lo cierto es que el sector es igualmente muy grande y tiene muchísimas especialidades que evolucionan muy rápidamente. Y se da la paradoja de que algunas asociaciones profesionales tienen que desarrollar formaciones específicas que no se encuentran en el mercado dirigidas a los empleados de sus asociados”.

En opinión de Eduard Rodés, “la formación se va adaptando cada vez más a las necesidades del sector, también por el desarrollo de la formación Dual y por la mayor implicación de las empresas con los centros que la imparten”.

Respecto al referente de modelo internacional en formación logística, según Rodés, “hay varios modelos que se pueden tomar como referente. Holanda y Bélgica son muy interesante por el desarrollo de formaciones muy específicas como sería la de especialistas en informática para la logística. Y eso es algo que se irá desarrollando cada vez más. Algunas especialidades genéricas que se imparten con las competencias específicas que necesita un determinado colectivo”.

La Escola Europea “es una especie de laboratorio de prácticas”

“Francia sería otro ejemplo de buenas prácticas en su modelo de formación en alternancia y Dual. Desde hace años han adoptado un modelo en el que el alumno estudia y trabaja. Ya no se concibe un sistema con únicamente formación. Y eso lo cambia casi todo”.

Sobre las carencias formativas del sector, el director de la Escola Europea – Intermodal Transport subraya que “las empresas del sector deben implicarse cada vez más en la definición, el modelo y el proceso formativo. La responsabilidad de dar una buena educación y formación ha de ser compartida entre empresas, administraciones públicas y centros educativos”.

Además, “una de las grandes carencias es la rigidez del entorno educativo oficial. En la actualidad la logística no es ni siquiera una familia profesional. Queda enmarcada en Comercio y Márqueting en la que convive con otras materias que no tienen nada que ver”.

En cuanto a los resultados de la implementación de la FP Dual, Rodés reflexiona que “no disponemos de datos contrastados y sería muy interesante que desde la Administración pública educativa, que es de la que dependen los institutos, se facilitara la información sobre este tema. Las indicaciones que tenemos es que el número de alumnos en Dual aumenta y que los centros se van adaptando a esta nueva realidad. Sería una forma indirecta de dar por bueno el modelo en los grados superiores”.

Sobre la FP Dual, añade el director director de la Escola Europea – Intermodal Transport, “el alumno recibe una doble tutoría por un profesor del centro y un tutor de empresa. Eso configura una relación y una forma de trabajar completamente distinta, y la formación se convierte en gran parte en la forma de acceso al trabajo. El porcentaje de alumnos que permanecen en la empresa una vez acabada la formación es muy alta”.

“Se da la paradoja de que algunas asociaciones profesionales tienen que desarrollar formaciones específicas que no se encuentran en el mercado dirigidas a los empleados de sus asociados”

Por lo que respecta a la Escola Europea, Rodés explica que “es un centro de formación singular ya que no trabaja sobre un plan de formación curricular sino como una asignatura que se encuadra en los planes de formación de otros centros. Lo que nos diferencia es que nuestra posición en los puertos nos permite acceder a las infraestructuras, equipos y medios de transporte poniéndolos a disposición de la formación. Somos una especie de laboratorio de prácticas”.

“Impartimos algunas formaciones propias muy vinculadas a las operativas que se realizan en el propio puerto y al transporte intermodal en sus variantes de autopistas del mar y operaciones ferroportuarias. Y contenidos especializados como el transporte de mercancías a temperatura controlada o el grupaje marítimo”.

Y la Escola, concluye Eduard Rodés, “se ha especializado en los últimos años en el desarrollo de conocimiento y formación de comunidades logístico portuarias en el Mediterráneo Occidental, en colaboración con centros de formación de la región”.

APRENDIZAJE EN CANAL