Las exportaciones y la facilidad de crédito, fundamentales para superar la crisis

Vicente Pallardó, analista de Coyuntura Económica del Instituto de Economía Internacional (IEI), ha participado en el webinar organizado por la Fundación Valenciaport en el que ha analizado y presentado el “Informe Trimestral Enero-Marzo de 2020 de Entorno Económico Global” que ha elaborado para la propia Fundación y para la Autoridad Portuaria de Valencia (APV).

El webinar, que también ha contado con la presencia de Aurelio Martínez, presidente del puerto de Valencia,  ha servido para que Vicente Pallardó exponga la situación económica actual derivada del Covid -19 que ha derivado en una “evolución inesperada de la situación económica en el mundo”.

Para el analista económico, los cambios que se van a producir tienen su base en el fuerte impacto que ha sufrido la economía mundial, con una caída del PIB sin precedentes y en un contexto en el que se ha producido un deterioro del mercado de las materias primas y la expansión de las  políticas fiscales como la única alternativa ante la paralización del sector privado.

Pallardó ha expuesto que la situación previa a la actual crisis no era positiva y que la economía ya se encontraba en el final de un ciclo expansivo, sostenido principalmente en base al endeudamiento y con problemas estructurales muy significativos.

“Se han producido el impacto de cuatro shocks negativos consecutivos, en buena parte del mundo muchos acontecimientos que mueven considerables niveles de gasto se han paralizado y ello ha supuesto un primer problema de demanda.”

Para Vicente Pallardó,  la necesidad de proteger a la población del Covid-19 y la posterior paralización de la actividad, unido a la suma de otros factores que se han ido desencadenando como la disminución de las rentas, la pérdida de empleos o la pérdida de inversión de las empresas, ha supuesto que actualmente estemos hablando de la mayor caída del PIB desde la Segunda Guerra Mundial.

En cuanto a la gestión de la actual situación, Pallardó ha expuesto “que la respuesta económica ha sido descoordinada, por ser una situación novedosa y difícil de gestionar y también por la articulación de respuestas eminentemente nacionales”.

Vicente Pallardó ha manifestado que la primera oleada de medidas de los bancos centrales no tuvo éxito y que  la respuesta de los mercados no fue buena. Sin embargo, en la segunda oleada de medidas de carácter innovador, estos bancos consiguieron calmar a los mercados.

“Es a partir del 3 de abril cuando se empieza a articular una cierta coordinación, todavía insuficiente como respuesta a la crisis. Por una parte se llega a una acuerdo de poner 540.000 millones de euros a disposición de los países que lo necesiten y también por el acuerdo entre Arabia Saudí, el resto de países de la OPEP, Rusia y EE.UU, entre otros, para retirar entre diez y quince millones de barriles de la producción del petróleo para equilibrar el mercado”.

Vicente Pallardó ha expuesto el valor del sector logístico y ha pronosticado una caída del 10 por ciento del PIB en España

En cuanto a las previsiones, para Pallardó “es evidente que estamos abocados a la mayor recesión de la economía desde la Segundo Guerra Mundial, el PIB va a caer de forma muy notable, entre el 3 y el 5 a nivel global, si bien debe ser más corta que la última, aunque no se va a producir una recuperación en forma de uve.  Los que más pronto salgan de la crisis estarán al nivel del final de 2019 el tercer trimestre de 2021 y otros avanzado ya 2022. Desafortunadamente el empleo como mínimo hasta 2023 no va a estar en el punto de inicios de 2020”.

En referencia España ha expuesto que los precios no van a caer en promedio, mientras que se espera una caída del PIB del 10 por ciento. Si bien, ha manifestado que será el próximo año cuando se podrá crecer por encima del 5 por ciento en el conjunto del ejercicio, recuperando el nivel de inicios de 2020 a mediados del 2022.

Sin embargo, para Pallardó, se va a mantener e incrementar el superávit por cuenta corriente pesa a la disminución de las importaciones “puesto que nuestro sector exportador demostró un comportamiento excepcional en la última crisis, ha mejorado, se ha ampliado, se ha hecho más regular y esta es una de las claves de la recuperación, es absolutamente fundamental proteger a nuestro sector exportador”.

En cuanto a las cadenas de valor global, Pallardó ha expuesto que “se van a repensar, no es posible seguir dependiendo de un país o de una zona en concreto, las grandes empresas internacionales van a repensar dónde colocar sus centros de producción, yo apuntaría el resto de Asia, dejando China,  y el este de Europa para evitar el estrangulamiento de sus cadena de suministro”. “La recolocación en occidente solo se va a producir en aspectos muy concretos como el ámbito sanitario o farmacéutico, pero no va a ser generalizado”.

En cuanto a la renta mínima de la que se está hablando durante estas semanas, Pallardó cree que la misma es necesaria siempre y cuando sea de carácter temporal, mientras que también se deben articular medidas que protejan el empleo, así como la necesidad de diferir impuestos y conceder créditos con respaldo público y en condiciones beneficiosas para salvar a las empresas que tengan futuro.

En referencia a los eurobonos, el analista económico ha indicado que “no creo en ellos como respuesta coyuntural, no son ideales para un acontecimiento como este, se necesita una serie de pasos, y ello necesita varios meses y ahora mismo no tenemos tiempo, necesitamos el dinero ya”.

“Para ahora tenemos los 540.000 millones, y si hace falta deberían ser otros 500. 000 más, creo que esta crisis es tan ajena a la responsabilidad de cualquiera que la deuda que se emita para financiar el aumento del gasto debería convertirse en deuda perpetua, es decir, un capital a tipos de interés muy bajo y con preferencia del Banco Central Europeo por adquirir esta deuda, con una sola condición, que la Comisión Europea verifique que el dinero se dedique a luchar contra el coronavirus”.

En cuanto a la intervención del Estado en el capital de las empresas, Pallardó ha manifestado su desacuerdo a que esta se produzca, apostando por la puesta en marcha de créditos en condiciones preferenciales, entre otras medidas.

Por su parte, Aurelio Martínez, ha manifestado que “el aparato logístico es muy amplio y no es muy fácil articular medidas de apoyo en este momento. Las que acaba de aprobar Puertos del Estado de 100 millones en el fondo es una gota de agua para todas las necesidades del sector logístico, aunque están bien y había que hacerlo”.

El actual presidente de la APV ha explicado la dificultad de mejorar la competitividad del sector exportador. “Quizá facilitar las conexiones, simplificar tráficos en los PIFs o en las aduanas, este tipo de cosas, pero ahora es muy complicado porque la estructura del sector logístico es muy competitiva”.

Para Aurelio Martínez “no podemos permitirnos la pérdida de una empresa viable por el simple hecho de que no puedan acceder al crédito, es razonable retrasar los pagos fiscales, simplificar trámites administrativos y medidas en esta línea”.

Tráfico portuario e infraestructuras

Para Vicente Pallardó, es necesarios mantener los proyectos de inversión tanto público como privados, si bien ha mostrado su preocupación por el hecho de que se apuesten por medidas enfocadas al corto plazo y se cancelen estos proyectos de inversión.

En referencia a los tráficos e infraestructuras, Aurelio Martínez ha manifestado que actualmente los tráficos están cayendo, si bien es necesario conocer que “después de cada crisis viene una recuperación, se trata de un principio elemental, los tráficos se recuperarán y por tanto las infraestructuras como la ampliación norte tardará en estar ejecutiva seis, siete u ocho años, quizá estemos entonces en pleno ciclo expansivo, por lo que no se puede planificar con los datos de ahora lo que vamos a necesitar dentro de 7 años”.

“Es vital que en aquellos proyectos de inversión importante que se estén negociando, se aceleren los trámites para sacarlos inmediatamente, porque el efecto de arrastre que tiene cualquier inversión en infraestructuras es tremendo sobre la economía” ha indicado el presidente de la APV. Por último, Antonio Torregrosa, Director General de la Fundación Valenciaport, ha dirigido el turno de preguntas por parte de los participantes en la videoconferencia.

Anterior artículoLos consignatarios de Barcelona consideran insuficientes las ayudas para el sector marítimo
Siguiente artículoCoronavirus: ¿Quién pagará los costes de la crisis?